CAI y el grupo italiano Reale Mutua firman un acuerdo para aumentar su presencia en el ámbito asegurador español

ZARAGOZA, 7 (EUROPA PRESS)

Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón (CAI) ha alcanzado un acuerdo con el grupo asegurador italiano Reale Mutua para el desarrollo de su negocio de seguros generales.

Con esta alianza, estructurada a través de la entrada de Reale Seguros en el capital de CAI Seguros Generales, CAI se asocia a uno de los principales grupos aseguradores de Europa con el objetivo común de crecer en el mercado español, según informó la entidad bancaria en nota de prensa.

"La fortaleza económica, la gran experiencia en el negocio y la importante implantación" de la Caja en Aragón, unidos a la "capacidad técnica y de gestión y a la experiencia" de Reale Seguros en el sector 'no-vida', permitirán ofrecer a CAI Seguros Generales una importante ampliación de su gama de productos y servicios. La CAI aporta a la alianza una red comercial de más de 250 oficinas y acceso a más de 635.000 clientes.

Societá Reale Mutua di Assicurazioni, creada en Turín en 1828, cabecera y matriz del Grupo Reale Mutua, es la primera mutua de seguros italiana y el quinto grupo de seguros 'no-vida' en Italia. Al cierre del ejercicio 2008, la facturación del Grupo Reale Mutua por primas fue de 3.300 millones de euros, el patrimonio neto consolidado asciende a 1.696 millones de euros y la ratio de solvencia alcanza el 207 por ciento.

El Grupo Reale Mutua está presente en España desde el año 1988, mediante Reale Seguros Generales, que ha cerrado 2008 con un volumen de primas de 748,4 millones de euros, un beneficio neto de 43,7 millones de euros, un patrimonio neto de 349,3 millones de euros y un número de pólizas próximo a dos millones.

Caja Inmaculada es una entidad líder en Aragón, cuenta con más de 10.400 millones de euros de activos totales al cierre de 2008, maneja un volumen de negocio de 20.948 millones de euros, y dispone de 250 oficinas, de las que 24 se encuentran fuera de Aragón.

Los beneficios recurrentes del año 2008 ascendieron a 88 millones de euros, un tres por ciento más que en el ejercicio anterior. Su dotación a la Obra Social está por encima de la media del sector expresada tanto en porcentaje sobre el beneficio como medida sobre sus activos medios.