Economía.- AIG comunica a la Fiscalía quién recibió las primas y pide a sus empleados extremar las medidas de seguridad

NUEVA YORK, 20 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero) La aseguradora American International Group (AIG) comunicó ayer a la Fiscalía de Nueva York las identidades de los ejecutivos que la semana pasada recibieron primas por 165 millones de dólares, al tiempo que pidió a sus empleados que extremen las medidas de seguridad. "He recibido la lista de empleados de la división de productos financieros AIG que recibieron las primas", confirmó el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, quien se comprometió a "evaluar los riesgos" antes de hacer públicos los nombres. Así, Cuomo indicó que su oficina será "sensible" a las preocupaciones sobre la seguridad de los trabajadores expresadas el miércoles por el presidente de la compañía, Edward Liddy, en su comparecencia ante el Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes. "La oficina del fiscal general mantendrá un equilibrio responsable entre el derecho público a conocer en qué se gastan los dólares de los contribuyentes y la seguridad individual y el derecho a la intimidad", indicó. El fiscal, que había dado de plazo hasta el jueves a la compañía para aportar los nombres a la justicia, añadió que seguirá trabajando en los próximos días con AIG para determinar qué empleados recibieron primas y quiénes devuelven el dinero. RECOMENDACIONES Mientras la compañía cumple con sus obligaciones ante la Justicia también ha pedido a sus empleados que extremen las medidas de seguridad ante la ira popular desatada por el escándalo de las bonificaciones. En un memorándum interno consultado por Europa Press, AIG recomienda a sus empleados que no lleven objetos con el logo de la compañía como bolsas, camisas o paraguas, y que eviten hablar con representantes de los medios de comunicación sobre la compañía. "Por la noche, en la medida de lo posible, caminad en pareja y aparcad en lugares que tengan buena visibilidad (...) Y si creéis que estáis siendo seguidos por algún desconocido, llamad inmediatamente al 911", añade el documento. El presidente de la compañía había denunciado el miércoles en el Capitolio que varios empleados han recibido amenazas de muerte desde que saltó el escándalo de las bonificaciones a comienzos de semana. "Todos los ejecutivos y sus familias deberían ser ejecutados con cuerda de piano alrededor de sus cuellos", indica una de las amenazas "Estoy buscando los nombre de todos los ejecutivos, de sus hijos, quiero saber dónde viven", dice otra de las notas amenazantes. Un senador republicano llegó incluso a decir públicamente que los ejecutivos de AIG deberían "seguir el ejemplo japonés, pedir una disculpa y luego renunciar o suicidarse", desafortunadas declaraciones que matizó un día después.