IU pide que se investiguen las presuntas irregularidades cometidas en el seno de la entidad

Dice que en el PP han sido "cómplices de mala gestión" y no descarta pedir comisión de investigación en el Congreso TOLEDO, 31 (EUROPA PRESS) Izquierda Unida reclamó hoy que se aclaren las "presuntas irregularidades", que aunque negadas, según apuntó, por el presidente regional, José María Barreda, se podían haber cometido en el seno de Caja Castilla La Mancha, "cuyo consejo de administración pretendía aprobar como positivo un balance negativo del 2008". En rueda de prensa el coordinador regional, Daniel Martínez defendió que "las responsabilidades políticas por lo ocurrido en CCM se pueden pedir al más alto nivel", pues a su juicio, el Gobierno regional "debería haber vigilado las operaciones de la caja, y no lo ha hecho, o ha sido cómplice de esa mala gestión". Pero Martínez no se conformó con pedir responsabilidades políticas, pues según insistió los gestores de la entidad de ahorro castellano-manchega deberán dar cuenta de sus actuaciones, e "incluso se les puede reclamar responsabilidad penal por la nefasta contabilidad del 2008", aseveró. Es por ello que el líder de IU en la región insistiera en la necesidad de que una comisión de investigación aclare todo en el Parlamento regional, algo que en su opinión demostraría "salud democrática", y que arrojaría luz sobre las implicaciones de PP y PSOE, porque "las decisiones se han tomado con el apoyo de los dos partidos políticos mayoritarios con representación en CCM". Respecto a la posibilidad de que la mayoría socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha niegue la creación de esa comisión, Martínez explicó que cabe la posibilidad de que su grupo lo reclame en el Congreso de los Diputados, aunque "sería inviable circunscribir esa investigación a una solo caja". El coordinador de IU defendió que los ciudadanos, tras la intervención del Banco de España, ya tienen tranquilidad, básicamente porque ahora hay un control público de la entidad castellano-manchega, y los gestores que han provocado esta situación "ya no están". Daniel Martínez criticó que CCM haya sido el brazo ejecutor de las políticas urbanísticas "insostenibles" desarrolladas por el Gobierno regional, con el beneplácito del PP, y agregó que ante la situación provocada solo cabían dos salidas: la primera, una fusión, y la segunda, y más viable, una intervención de la banca pública, "la mayor garante de la transparencia y la buena gestión". A renglón seguido, aseguró que la "urgente" intervención del Banco de España y del Gobierno central "que han actuado en fin de semana", contrasta con el mensaje de tranquilidad con el que el Gobierno regional "pretendía garantizar la buena salud de la que disfrutaba CCM". "De esto se deduce que el Gobierno regional ha estado ocultando la verdadera situación por la que atravesaba la caja, pues si hubiera contado la verdad desde el principio, quizá la entidad tuviera más viabilidad", dijo. SITUACIÓN DE RIESGO DE CCM De otro lado el responsable de la federación de izquierdas en Castilla-La Mancha incidió en los 9.000 millones de euros que el Banco Central inyectará a la caja de ahorro de la región, cuantía que supera el montante de los Presupuestos Regionales para este 2009, e incluso el volumen del Fondo Estatal de Inversión Local, lo que a su juicio da cuenta de la "situación de riesgo en la que se encuentra CCM". En cuanto a la sustitución de los gestores que calificó como "más que acertada dadas las circunstancias", pues a su modo de ver "formaban más parte del problema que de la solución", condenó que el consejo de administración pretendiera aprobar hoy, como apuntan algunas informaciones, las cuentas del 2008, que no estaban ajustadas a la realidad contable, pues más que ganancias presentaba pérdidas. Martínez también hizo partícipe de la culpabilidad al Partido Popular, presente en todos los órganos de gestión y dirección de la entidad, en los que nunca ha levantado su voz en contra de lo acordado. "Han sido cómplices de la mala gestión", agregó. A continuación insistió en que el presidente regional, José María Barreda, "no se puede esconder detrás de una campaña para ocultar una gestión nefasta, derivada de la participación de la entidad en un "urbanismo salvaje, que es el verdadero problema de fondo". Por ello, defendió que ahora se debe aclarar cuántos desarrollos urbanísticos de ejecución pendiente han sido financiados por CCM; a cuánto ascienden los fondos perdidos; en cuántas sociedades en suspensión de pagos participaban; y quién ha impulsado invertir crédito en estas actuaciones irrecuperables.