Las malas prácticas de las mutuas suponen un gasto de hasta 37 millones de euros al Servicio Riojano de Salud, según UGT

LOGROÑO, 14 (EUROPA PRESS)

Las malas prácticas de las mutuas suponen un gasto de hasta 37 millones de euros al Servicio Riojano de Salud (SERIS), puesto que derivan a la sanidad pública patologías que consideran generales y que, en cambio, tienen un origen en el desarrollo de la actividad laboral.

El responsable de la Oficina Técnica de Prevención de Riesgos Laborales de UGT La Rioja, José Luis Fernández González, subrayó hoy en rueda de prensa el "enorme coste" para las Comunidades Autónomas que suponen las "mala praxis" de las mutuas.

Según el catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra, Vicenç Navarro, este coste se cifra en casi el 14% del presupuesto total del servicio público sanitario.

Extrapolando los datos a La Rioja, el coste se estima en torno a 37 millones de euros del total de 268 millones que maneja para este año el SERIS. Una cantidad "que no le corresponde" y de la que "deberían hacerse cargo" las mutuas y la Seguridad Social.

Esta circunstancia es fruto de la "escasa cultura preventiva" en las empresas y de la falta de supervisión de la salud de los trabajadores, quienes deben conocer "los factores de riesgo" en su puesto laboral.

Ante esta situación, desde el sindicato se insta al Gobierno de La Rioja a que "asuma su responsabilidad y competencias en salud pública" e implante un "protocolo de declaración de enfermedades laborales", según reconoció la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente, Cristina Antoñanzas.

Las exigencias de UGT también pasan por la creación de una red de médicos centinelas, formada por médicos de atención primaria con conocimientos sobre "posibles patologías laborales" con el fin de "derivarlas" a las mutuas.

Esta red existe desde hace más de diez años en Navarra y ha proporcionado "exitosos resultados" en este tiempo, según aseguraron ambos responsables de salud del sindicato.