La DPZ aprueba medidas extraordinarias por valor de 34 millones para mantener el empleo en la provincia

ZARAGOZA, 14 (EUROPA PRESS)

El pleno de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) aprobó hoy una serie de medidas extraordinarias por valor de 34,4 millones de euros para hacer frente a la situación de crisis económica que atraviesa la provincia y poder mantener y generar empleo en los municipios zaragozanos.

El presidente de la institución provincial, Javier Lambán, destacó el "esfuerzo" que supone para la Diputación provincial destinar 34 millones de euros a medidas de choque contra la crisis, una iniciativa que "no tiene parangón en esta Comunidad autónoma", aseguró, y que permitirá generar o mantener hasta 2.200 puestos de trabajo.

Este plan de choque consta de tres líneas de acción. En primer lugar, se inicia un plan de empleo social al que la DPZ dedicará 8 millones de euros, pero que será en su totalidad de unos 10 u 11 millones de euros. A través de este plan, al que los ayuntamientos también deberán realizar una aportación económica, se contratará trabajadores para las brigadas municipales, que percibirán un sueldo de unos 700 euros mensuales.

Con esta medida, se pretende "llegar a aquellas familias que en estos momentos se han quedado con todos sus miembros sin empleo y además sin ninguna clase de protección", un plan que es "provisional, transitorio y de carácter de urgencia" y que ayudará "a mil personas de la provincia durante un año, con la previsión de prolongarlo un año más si es que la situación de crisis persiste", advirtió Lambán.

Un segundo bloque de medidas se dirige a aumentar las inversiones, a lo que se destinará 23,4 millones de euros y que beneficiará a 1.200 trabajadores. Así, se fomentarán las obras públicas, con un segundo Plan de Infraestructuras y Equipamientos Locales para este año, dotado con 12 millones de euros y que superará los 15 millones de inversión total.

También se contempla un Plan e Infraestructuras y Caminos rurales, para el que la DPZ aporta, en exclusiva, 4,5 millones de euros; y el Plan de Instalaciones Deportivas, que complementa al del Gobierno de Aragón y los ayuntamientos, con una aportación provincial de 1.250.000 euros, que en su conjunto supondrá una inversión de 3 millones de euros en la provincia.

Las inversiones en Entidades Locales para pequeñas actuaciones urgentes serán un capítulo también exclusivo de la Diputación, en el que los ayuntamientos no tendrán que aportar nada, y que se cifran en 2.835.000 euros; y las inversiones en municipios afectados por embalses serán de 400.000 euros, que junto a la aportación que recibe del Ministerio de Medioambiente para este fin, sumarán 1.400.000 euros.

Por último, en este segundo bloque de inversiones, se incorporan también los proyectos propios de la Diputación, por valor de 2,5 millones de euros, entre ellos la ampliación y mejora de la Casa de las Cinco Villas de Ejea (880.000 euros); obras y equipamientos en el Monasterio de Veruela (772.812 euros); trabajos en el Centro Medioambiental de Movera (200.000 euros); continuación de obras de mejora en el Centro de la UNED de Calatayud (120.000 euros) y el inicio de las obras del Museo del torreón de Navardún (520.000 euros).

El tercer bloque de medidas anticrisis pasa por incrementar el capítulo de subvenciones para gasto ordinario, tanto dirigido a actividades locales de los ayuntamientos, como de las entidades sin ánimo de lucro, pero con prioridad para políticas sociales, de formación y generación de empleo. En este capítulo, la Diputación aporta casi 3 millones de euros.

COLABORAR CON LOS AYUNTAMIENTOS

El presidente de la DPZ, Javier Lambán, explicó que en la jornada de hoy se reunirá el Consejo Asesor del Cuarto Espacio para abordar estas medidas y apuntó que la próxima semana esperan "poder establecer los mecanismos de colaboración con los ayuntamientos para desarrollar este plan".

Asimismo, "tenemos previsto reunir a los alcaldes de las ciudades más importantes de la provincia en próximas fechas para articular definitivamente con ellos el mecanismo del reparto del dinero", aunque, en principio, la DPZ apuesta por firmar convenios "con aquellos que lo deseen, poniendo como requisitos que se cree en ese municipio un observatorio de la crisis" para que diariamente se conozca la situación del municipio.

En el caso de los planes de inversión se convocarán ahora y las obras de los mismos "deberían empezar a funcionar en octubre o noviembre", según la agilidad de los ayuntamientos a la hora de contratar los trabajos. Respecto al plan de empleo, apuntó, "me gustaría que antes del verano, antes del 1 de julio, se comenzaran a producir las primeras contrataciones".

Javier Lambán precisó que estos fondos no sólo tendrán en cuenta criterios poblacionales en general, sino que se considerará la situación de desempleo que atraviesen las distintas zonas y localidades de la provincia.

Por último, el máximo responsable de la institución provincial admitió que ésta no es "una solución a la crisis económica", pero valoró que estos proyectos sí servirán "para que a medio y largo plazo podamos salir de una manera potente de esta crisis en el territorio de la provincia" y paliarán, en lo posible, la "dramática" situación que viven numerosas familias zaragozanas.

PARTICIPACIÓN DE LOS GRUPOS

En su intervención en el pleno, el portavoz del grupo provincial Popular, Luis María Beamonte, se mostró de acuerdo con este plan de choque frente a la crisis, pero exigió que a la hora de aplicarlo y distribuir los fondos, se adopten criterios "objetivos", que consideren no sólo la población sino también el nivel de desempleo.

Además, solicitó que se forme una comisión en la que participen todos los grupos provinciales (PSOE, PP, CHA y PAR) para establecer estos criterios y perfeccionar las medidas que se vayan a poner en marcha. En este sentido, afirmó que con sus peticiones, los populares "no ponemos límites" al plan, sino que "queremos que se aplique el sentido común".

Los portavoces de los grupos de CHA y PAR, José Antonio Acero y Fernando Labena, respectivamente, también apoyaron esta iniciativa, y solicitaron "agilidad y rapidez" a la hora de ponerla en marcha. Asimismo, el PAR pidió que se "prime a los municipios con menos habitantes".

OTROS PUNTOS

En el pleno celebrado hoy se han aprobado también por unanimidad otros puntos del orden del día, entre ellos la adhesión de la DPZ al convenio entre el Estado y la Comunidad autónoma para implantar una red de oficinas integradas de atención al ciudadano, en lo relativo a la prestación de servicios de recepción, registro y remisión de comunicaciones del ciudadano a la administración pública.

También se ha declarado de interés para la provincia las ayudas de emergencia y se ha autorizado la concesión de una subvención para suministrar material farmacéutico y nutricional a los habitantes del distrito de Rafah, en Gaza.

Asimismo, se ha incluido a los ayuntamientos de Alborge, Alforque, Bijuesca, Castejón de las Armas, Cuarte de Huerva, Gallur, La Zaida, Muel, Perdiguera, Pina de Ebro, Quinto, Remolinos, Tauste, Uncastillo, Villafranca de Ebro y Villanueva de Huerva, en la Red de Ciudades y Pueblos para la Sostenibilidad de la Provincia de Zaragoza.

Por otra parte, el grupo Popular se ha abstenido en la votación de dos puntos del orden del día, que han sido aprobados, relativos al reconocimiento de créditos para el abono de facturas por suministros de bienes y otras prestaciones a la Diputación; y en el punto que proponía desestimar el recurso de reposición interpuesto por la empresa Martínez Flamarique S.A. contra el acuerdo adoptado por el pleno provincial el pasado mes de marzo por el que se aceptó adjudicar la gestión del coso taurino de La Misericordia a la empresa Taurodelta S.A.