ANDALUCÍA.-Granada.-Adjudicado por 60.000 euros el óleo de José Guerrero 'Chía II'

MADRID, 10 (EUROPA PRESS) Subastas Segre vendió por 60.000 euros el óleo sobre lienzo de José Guerrero 'Chía II', la pieza estrella de la subasta que realizó hoy en Madrid y que adquirió un comprador presente en la sala. La pieza, que tenía un precio de salida de 45.000 euros, era hasta hoy propiedad de un coleccionista particular que la adquirió a la Galería Juana Mordó de Madrid. La primera versión de la obra, 'La Chia' (1962), pertenece a la colección de arte del Banco de España. El lote es un óleo sobre lienzo de grandes dimensiones, 130x97 centímetros, y aparece firmado y también titulado y fechado, en 1969, al dorso. Esta obra ha sido reproducida a color en el 'José Guerrero. Catálogo Razonado. Volumen I (1945-1969)', editado por el Centro José Guerrero y la Diputación Provincial de Granada, en 2007. La pintura ha servido de imagen de portada al catálogo de esta subasta. Fuentes de Subastas Segre explicaron a Europa Press que el guerrero, que tenía un precio de salida de 45.000 euros, había recibido varias ofertas durante el tiempo que permaneció expuesto al público en la sede de la sala madrileña. Las mismas fuentes tenían plena confianza en que el guerrero se vendería en la sesión de hoy, que también adjudicó por 48.000 euros una obra del pintor asturiano Darío de Regoyos. Del mismo modo, desde la sala confiaban en que la sesión de hoy sería buena en cuanto a ventas porque, según argumentaron, "mientras haya buenas piezas, la gente sigue comprando" a pesar de la situación de crisis económica. En este sentido, subrayaron que las épocas de crisis pueden ser buenos momentos para las subastas ya que en éstas se sacan a la venta obras de arte a precios que en otra situación habría sido imposible ofrecer. BIOGRAFÍA José Guerrero nació en Granada en 1914, se formó en la Escuela de Artes y Oficios de la ciudad y, después, en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Posteriormente, en París entró en contacto con la vanguardia europea. En los primeros años de la década de los 50, en Nueva York, Guerrero tomó contacto con el expresionismo abstracto y en su pintura empezó a influir la de Franz Kline y Mark Rothko. El artista granadino, nacionalizado estadounidense, expuso en el Art Club of Chicago junto a Joan Miró, lo que le supuso un gran reconocimiento internacional. Guerrero participó en la creación del Museo de Cuenca y en 1966 creó una de sus obras más conocidas, 'La Brecha de Víznar', inspirada en el poeta Federico García Lorca.