Más de la mitad de los hogares no dispondrá de acesso de fibra óptica en 2023 por no ser rentables

La CMT insta al Estado a invertir en las zonas "menos atractivas" para los operadores privados

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Entre el 54% y el 57% de las viviendas españolas no dispondrá de acceso de fibra óptica en 2023 por no resultar rentables para los operadores privados, según informe presentado hoy por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre la viabilidad del despliegue de las nuevas redes de Internet en 15 años.

Por ello, la CMT urge a los poderes públicos a "apoyar la inversión" en aquellas zonas rurales o con menor densidad de población donde no exista una demanda que incentive la presencia de los operadores alternativos.

Telefónica, que cuenta con una red propia de canalización de nueva generación, acapararía la cuota de mercado de la mitad Norte de la Península, con la excepción de Galicia. La compañía presidida por César Alierta no competiría con otros operadores alternativos en las zonas "menos atractivas".

Así pues, la CMT advierte de que los operadores alternativos sólo desplegarían redes de fibra óptica en ciudades con más de 50.000 habitantes, donde sus inversiones comenzarían a ser rentables en un plazo máximo de entre 9 y 12 años. Pero descartarían poblaciones inferiores al millar de personas porque deberían esperar 15 años para recuperar el coste invertido.

TRES OPERADORES SÓLO EN MADRID Y BARCELONA

Madrid y Barcelona representarían en 15 años las únicas ciudades en las que existirían entre dos y tres infraestructuras alternativas, además de la de Telefónica, debido, según apunta la CMT, a su potencial económico y su alta densidad de población.

Según el estudio, la CMT augura un escenario conservador para las redes de fibra óptica. Así, Telefónica cubriría el 46% de los hogares españoles (23,4 millones de habitantes), mientras que las infraestructuras alternativas ocuparían el 43% (22 millones de habitantes), pero sólo en las poblaciones más desarrolladas.

Debido a los elevados costes, la implatación de redes de fibra óptica serían paulatinos, es decir, los operadores no realizarían toda la inversión en un momento inicial, sino que la cobertura de viviendas se realizaría progresivamnte en función del incremento de la demanda.

La CMT se muestra optimista y cree viable que tres operadores compitan en este sector teconológico en 15 años, aunque, para que la implantación sea completa, insta a la inversión pública para que las nuevas redes de Internet lleguen a las poblaciones menos desarrolladas.