Telecom Italia denuncia "confiscación" en Argentina

  • Buenos Aires, 5 abr (EFE).- Telecom Italia, que controla Telecom Argentina, acusó a la comisión antimonopolios del país suramericano de "confiscar" su patrimonio y pidió la intervención del Gobierno para revertir la situación, informa hoy la prensa local.

Telecom Italia denuncia "confiscación" en Argentina

Telecom Italia denuncia "confiscación" en Argentina

Buenos Aires, 5 abr (EFE).- Telecom Italia, que controla Telecom Argentina, acusó a la comisión antimonopolios del país suramericano de "confiscar" su patrimonio y pidió la intervención del Gobierno para revertir la situación, informa hoy la prensa local.

La compañía italiana reaccionó después de que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) notificó el viernes a los directores de Telecom Italia de que "se abstuvieran de adoptar decisiones que hayan involucrado o involucren en el futuro el ejercicio de derechos políticos" del grupo en sus firmas argentinas.

La CNDC también ordenó a los ejecutivos que "revocaran y retrotrajeran" todas las decisiones adoptadas desde el 9 de enero pasado en adelante.

El organismo no quiere cambios en la situación actual de Telecom Argentina porque investiga si el ingreso de Telefónica de España en Telecom Italia puede crear un monopolio en el mercado argentino.

"La decisión, además de ser un abuso de la CNDC, representa en los hechos la confiscación del patrimonio de Telecom Italia en Argentina", dijo la empresa en un comunicado.

Franco Bernabé, ejecutivo de Telecom Italia y firmante del comunicado, sostuvo que la resolución es "completamente infundada" y "daña fuertemente" los intereses de la firma.

"Confiamos en que el Gobierno argentino interceda para resolver esa situación, que pone en riesgo y perjudica el futuro de las inversiones internacionales en Argentina", destacó.

A su vez, el portavoz de la compañía en el país suramericano, Massimiliano Paolucci, consideró "inconstitucional" la decisión de la CNDC y no descartó que la empresa recurra a la Justicia argentina o internacional para resolver la controversia.

En declaraciones a diarios de Buenos Aires, Paolucci aseguró que no es exagerado hablar de confiscación. "Es como si Telecom Italia no fuese más dueña de Telecom Argentina. Es dueña, pero no puede decidir nada", se quejó.

El Gobierno argentino comenzó a intervenir la firma formalmente el 9 de enero pasado, cuando la comisión antimonopolios ordenó a Telefónica que le informara sobre la operación por la cual Telefónica de España compró, en abril de 2007, el 42 por ciento de los activos de Olimpia, cuyo principal capital eran acciones de Telecom Italia.

En el marco de esta investigación, la semana pasada la CNDC creó un sistema de monitoreo y control de Telecom Argentina y sus controladas y designó dos veedores para verificar que no se cambiara la composición accionarial.

Los veedores tienen la facultad de requerir documentación y de asistir a todas las asambleas de directorio de Telecom Argentina, las sociedades Sofora Telecomunicaciones y Nortel Inversora, ambas accionistas de la primera, y la empresa de móviles Telecom Personal.

Telefónica de España es titular de una participación minoritaria en Telco, que posee el 24,5 por ciento de Telecom Italia y que está integrada por un grupo de inversionistas italianos (Generali, Mediobanca, Intesa San Paolo, el grupo Benetton) que detentan en conjunto el 57,7 por ciento de su capital social.

Telecom Italia lanzó en diciembre una campaña pública en Argentina para desmentir que la participación indirecta de Telefónica de España en su capital accionarial suponga un monopolio en el mercado argentino, donde su filial Telecom Argentina tiene como principal competidora a una subsidiaria del grupo español.

La firma italiana, dueña de un 50 por ciento de la sociedad que controla a Telecom Argentina, asegura que a nivel global no es controlada por Telefónica de España y que no existe ningún tipo de injerencia directa ni indirecta de la compañía española en su filial argentina.

Pero, el grupo argentino Los W, socio minoritario de Telecom Argentina (48 por ciento), objeta la participación indirecta de los españoles en Telecom Italia como un condicionante que, a su juicio, crea una situación de monopolio en el país suramericano.

El grupo italiano tiene una opción de compra sobre las acciones de Telecom Argentina en poder de Los W desde 2003 que, una vez ejercida la opción, planea vender a un nuevo socio.

El dos por ciento restante fue adquirido a France Telecom por parte de Los W, de la familia Werthein, pero esa operación aún no ha recibido el visto bueno de las autoridades de regulación de Argentina.