Agbar vuelve a Brasil al adjudicarse la gestión comercial de la empresa pública de agua del Estado de Goiás

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Aguas de Barcelona (Agbar) se ha adjudicado la gestión comercial de Saneago, la empresa pública de agua y saneamiento del Estado de Goiás (Brasil), que tiene 1.800.000 clientes.

Con este contrato, Agbar vuelve a estar presente en Brasil, uno de los mercados más importantes de América del Sur, y que había abandonado en 2005, y amplía su presencia en el continente americano mediante la transmisión de conocimiento, uno de los ejes de crecimiento de la compañía.

Agbar implementará un nuevo modelo de gestión basado en la mejora de los procedimientos comerciales actuales y también en la evolución del actual sistema comercial. De esta manera, se conformará una solución "a medida" para Saneago que dé respuesta a las necesidades reales de la empresa.

La mejora de la gestión comercial fue uno de los requerimientos fijados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) cuando concedió un crédito a la empresa para que mejorara sus infraestructuras.

La entrada en Saneago forma parte de los planes de expansión internacional de Agbar, siguiendo un modelo de transmisión de conocimiento más que la adquisición e inversión en infraestructuras, al igual que hizo en Orán (Argelia). Agbar también estará presente en el país suramericano mediante la empresa Agbar Brasil, que ha constituido recientemente y que operará como plataforma para incrementar su presencia en este mercado.

Con este contrato, con una duración de tres años, Agbar vuelve a Brasil, país en el que quiere estar presente después de una etapa que se cerró en 2005, cuando salió del accionariado de la empresa Águas Guariroba.

Precisamente, el ex director de Águas Guariroba, Francisco Aguado, encabeza la delegación de Agbar que se ubicará en Goiania, la capital del Estado, a partir del próximo domingo 17 de mayo y que está formada por ocho personas.

Agbar ya estaba presente en el continente americano con Aguas Andinas (Chile), Aguas de La Habana (Cuba), Aguas de Cartagena (Colombia) y Aguas de Saltillo (México).