(Amp) Banesto compra activos inmobiliarios por 150 millones en el primer trimestre

Confía en que las viviendas de Promodomus se vendan en un plazo de dos años

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Banesto, José García Cantera, informó hoy de que el banco ha realizado adquisiciones de activos inmobiliarios por valor de 150 millones de euros durante el primer trimestre del presente ejercicio, periodo en el que también se ha desprendido de este tipo de activos por entre 80 y 100 millones de euros.

Tras la rueda de prensa para presentar los resultados trimestrales de la entidad, García Cantera precisó que de los más de 1.100 millones de euros en activos inmobiliarios con que contaba el banco a finales de 2008, la mitad eran pisos, y Banesto se ha desprendido del 15% de éstos durante los tres primeros meses del año.

El consejero delegado explicó que algunos de estos pisos se han vendido a precios que reflejan un descuento sobre valoraciones antiguas, pero recalcó que Banesto los había adquirido hacía poco tiempo, por lo que manejaba tasaciones actualizadas. Sobre si Banesto ha padecido el descenso del precio de la vivienda en sus operaciones de compraventa de activos inmobiliarios, incidió en que las desinversiones se han realizado a precios de mercado, no necesariamente relacionados con el valor de tasación, y las operaciones se han cerrado "muy cerca del punto de equilibrio".

La entidad que preside Ana Patricia Botín cuenta con un equipo especializado para la venta de viviendas en stock, y ha logrado reducirlo "significativamente", comentó García Cantera horas antes en una presentación a analistas.

Sobre las perspectivas de Promodomus, la sociedad conjunta de Banesto con Reyal Urbis para la promoción y venta de viviendas, el banco calcula que en "un plazo razonable de dos años" todas las promociones pueden estar vendidas, ya que su proceso de negocio es "bastante satisfactorio y está cumpliendo las expectativas".

En cuanto a la evolución de la morosidad del sector financiero en general, y de Banesto en particular, García Cantera eludió aventurar en qué nivel podría situarse a finales del presente ejercicio, pero vaticinó que la de la filial del Santander será inferior a la de la media de competidores, y la brecha se irá ampliando progresivamente.

"No podemos dar estimaciones porque la mora depende de muchas variables, el objetivo es ir mejorando trimestre a trimestre", sostuvo. Según sus cálculos, la tasa de mora -actualmente en el 1,97%- tendría que situarse entre el 5% y el 5,5% para consumir toda la provisión genérica.

EMISION DE PARTICIPACIONES PREFERENTES.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que Banesto realice una emisión de participaciones preferentes para reforzar su solvencia, García Cantera dijo que, aunque la posición de capital de la entidad (Tier 1 del 7,7%) "es más que suficiente" tanto en términos absolutos como en comparación con competidores nacionales y extranjeros.

No obstante, avanzó que el banco se mantendrá atento para aprovechar oportunidades "como ésta" -en alusión a la emisión de preferentes- "y otras que puedan aparecer". La decisión, puntualizó, "no está tomada, pero se analizará cuando corresponda". Asimismo, agregó que la liquidez de Banesto es "bastante holgada", ya que la entidad financiera no cuenta con el grueso de vencimientos de deuda hasta pasado el año 2011, al tiempo que mantiene una posición de prestamista en el interbancario.

Banesto realizó entre 2008 y lo que va de 2009 dos emisiones de cédulas por un importe conjunto de 1.300 millones de euros dentro del plan de liquidez articulado por el Gobierno, de 800 y 500 millones, cada una, pero no ha utilizado la linea de avales proporcionada a las entidades, ni prevé hacerlo a corto plazo, indicó.

CIERRE DE OFICINAS Y CAPTACIÓN DE DEPOSITOS.

Al ser preguntado sobre si Banesto se verá envuelto en la reestructuración del sistema financiero que apunta el Banco de España, García Cantera recalcó que la entidad no tiene exceso de capacidad instalada, "ni mucho menos", y desvinculó por completo el cierre de sucursales a un plan de adelgazamiento de oficinas fuera de su habitual revisión de rentabilidades.

La treintena de oficinas que Banesto ha cerrado en el primer trimestre responde a su gestión dinámica de los procesos para avanzar en la eficiencia comercial. "No es un plan masivo (de cierre) de sucursales y empleados más allá del que se viene realizando de forma habitual", argumentó García Cantera, partidario de que se mantenga una revisión constante de procesos.

El consejero delegado indicó que el banco enfoca esfuerzos hacia la captación de nuevos clientes y ganancia de recursos más estables y rentables, e insistió en que los 120.000 clientes nuevos captados en los tres primeros meses del año suponen el 40% del objetivo marcado de 300.000 nuevos clientes para el cierre de 2009.

"Establecemos las campañas de forma que sean rentables para el banco y atractivas para los clientes, que entienden que es la mejor oferta que hay en el mercado. Las políticas son tremendamente cuidadosas" y no libran ninguna "guerra de precios", dijo, en respuesta a si Banesto mantendrá su agresividad comercial en el previsible entorno de bajos tipos de interés.