(Ampl) BBVA cree que deben reestructurarse las entidades débiles y aboga por el crecimiento orgánico

El banco prevé comprar activos inmobiliarios por valor de 1.000 millones de euros este año

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, indicó hoy que en una posible reestructuración del mapa financiero español hay que diferenciar entre las entidades fuertes y las débiles y proceder a la reestructuración de éstas últimas para evitar desventajas competitivas, y defendió que en esta posible reorganización el banco no está interesado en adquirir ninguna entidad, sino que su prioridad es el crecimiento orgánico.

Goirigolzarri hizo este anuncio durante la presentación ante analistas de los resultados trimestrales de la entidad, donde explicó que en una posible reestructuración del sistema financiero español es "muy importante trabajar en la 'sobrecapacidad' del sistema", y que hay que diferenciar las entidades fuertes y débiles para reestructurar éstas y no crear dinámicas de desventajas competitivas.

En este sentido, subrayó que este proceso debe ser acometido por el Banco de España, ya que tiene la experiencia y la información necesaria y real de haberlo hecho en el pasado. "Conoce cómo hacerlo", añadió.

Asimismo, defendió que el sistema financiero español, gracias a su modelo de negocio y de regulación, está afrontando la crisis con una mayor resistencia que otros bancos internacionales, aunque vaticinó que si la crisis continúa el sistema no puede ser inmune, como no lo es ningún otro.

Respecto al papel que puede jugar BBVA en esta posible reorganización, Goirigolzarri subrayó que la entidad tiene gran capacidad de generar valor en sus franquicias, y que éste es su principal objetivo.

Goirigolzarri defendió que el banco tiene grandes oportunidades de crecimiento orgánico porque tiene un modelo que "compite bien" y que cuenta con ventajas de balance "fuertes". "No estamos interesados ni es la prioridad los crecimientos no orgánicos en España, donde creemos que tenemos grandes oportunidades con crecimiento orgánico, que es la prioridad básica", insistió.

En este sentido, también recordó que el banco en Estados Unidos está focalizado en el desarrollo de su franquicia y en la mejora de su productividad y que no tiene planes de compra a corto plazo. "Pueden presentarse alternativas, pero no en el corto plazo, no tenemos obligaciones", añadió.

Respecto a Citic, su franquicia en China, Goirigilzarri señaló que ha confirmado el objetivo que tenía la entidad, que era fortalecer su posición en esta región, y recordó que su estructura accionarial es la adecuada para "empujar" la estrategia conjunta entre Citic y BBVA, que pretende combinar su base de clientela, la internacionalización del grupo y el conocimiento de los productos. "Nos tiene que dar resultados desde el punto de vista contable y de estrategia", apostilló.

COMPRA DE ACTIVOS INMOBILARIOS.

Por otro lado, Goirigolzarri adelantó que el banco espera adquirir activos inmobiliarios por valor de 1.000 millones de euros este año, tras haber destinado a este propósito 490 millones en el primer trimestre.

El consejero delegado explicó que en el primer trimestre del año se han adquirido activos por un importe mayor que la media de los trimestres anteriores, que se situó en unos 300 millones de euros, pero que la previsión es que se mantenga el ritmo que se marcó el pasado año, lo que daría a finales de año un importe total de unos 1.000 millones de euros.

"La previsión no es un cambio de política respecto a las compras en el conjunto del año. Ha sido un trimestre activo, pero mantenemos la misma velocidad de crucero para 2009", subrayó.

BUENA EVOLUCIÓN DE MARGEN FINANCIERO.

Por su parte, el director financiero de la entidad, Manuel González Cid, adelantó que el margen financiero del banco registrará un importante crecimiento durante el año, aunque no alcanzará el 30%. En este sentido, recordó que BBVA está gestionando bien el riesgo de tipo de interés y que no está asumiendo un riesgo significativo.

El banco también defendió su gran posición de liquidez, ya que no ha hecho ninguna ampliación de capital, no ha acudido a las medidas de apoyo puestas en marcha por el Gobierno, ni ha acudido a las subastas del Banco Central Europeo (BCE) durante el primer trimestre del año.

En este sentido, señaló que las adjudicaciones en las subastas semanales han tenido una media de sólo 1.000 millones, muy baja para el tamaño del banco, explicó, y que cuenta con más de 50.000 millones de euros de colaterales, que están disponibles para ser descontados ante el BCE si fuese necesario.

Asimismo, resaltó que el banco tiene una gran capacidad de generar capital de manera orgánica y que puede situar su 'core capital' en el 7%, desde el 6,4% que tiene actualmente.

REDUCCIÓN DE LAS ENTRADAS EN MORA.

El consejero delegado también resaltó durante su presentación la reducción de las entradas de mora, que cayeron un 15% respecto al cuarto trimestre del año pasado, como consecuencia de los planes de recuperación que ha ido implementando la entidad, y se mostró confiando en que la situación no empeore de cara al segundo trimestre.

En este sentido, Goirigolzarri recordó que el banco cuenta con unos 4.991 millones de euros de provisiones genéricas y subestándar y que ha liberado menos provisiones que el pasado año, 216 millones de euros frente a los 300 millones del cuarto trimestre del año pasado.

La tasa de morosidad del banco se situó al finalizar marzo en el 2,8%, frente al 1,1% existente un año antes y al 2,3% que registró en diciembre de 2008. En todo caso, BBVA resaltó que su tasa de mora muestra una una evolución "mejor" que la del conjunto del sector.

La tasa de cobertura se situó en el 76% frente al 200% que mostraba un año antes, mientras que la prima de riesgo se elevó hasta el 1,06%, frente al 0,68% que registraba en el primer trimestre del ejercicio anterior. Sin embargo, los fondos de cobertura alcanzaron los 8.000 millones de euros, de los que más de la mitad son de carácter genérico.