(Ampliación) Santander ve "muy positivo" el plan de rescate de entidades que prepara el Gobierno

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, calificó hoy de "muy positivo" el plan de rescate que elabora el Gobierno para ayudar a los bancos y cajas de ahorros que se encuentren en problemas, porque el proceso de reestructuración del sector financiero estará pilotado por el Banco de España.

En la presentación de resultados trimestrales del Santander, el también vicepresidente explicó que la 'hoja de ruta' que diseñan el Ejecutivo y el Banco de España es "ortodoxa", porque la gestión corresponde al organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, lo que elimina "influencias políticas que no eran buenas".

Sáenz subrayó que el Santander no sabe nada "formalmente" y no cuenta con el borrador del decreto que diseña el Ejecutivo, pero dijo conocer las ideas con las que trabaja junto al Banco de España. "Más o menos las conocemos, aunque no nos sabemos la letra", ilustró.

Aunque el Santander y la Asociación Española de Banca (AEB) defienden que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de bancos y el de cajas son suficiente para afrontar la reestructuración del sector financiero, Sáenz matizó que "por razones ténicas y legales" este sistema adolece de "algunas restriciones" que se quieren eliminar con un nuevo fondo.

En este sentido, el decreto que ultima el Ejecutivo permitirá resolver algunas cuestiones, como la forma de entender las ayudas y, previsiblemente, mezcle las aportaciones de capital susceptibles de trasladarse a los bancos o cajas de ahorro que las necesiten.

Sáenz dijo desconocer la dotación global con que contará dicho nuevo fondo y consideró que la cifra no sólo no es relevante, sino que probablemente será flexible. "En función del tipo de casos que haya que atender, habrá que pedir dinero", estimó el vicepresidente.

Los potenciales casos de entidades en problemas serán "más de un sector que de otro", dijo el consejero delegado del Santander, sin hacer alusión expresa a la diferenciación entre bancos y cajas de ahorros.

"LA MURALLA CHINA" ENTRE BANCOS Y CAJAS.

No obstante, se mostró partidario de no eliminar "la muralla china" que existe en cuanto a la regulación que se aplica a los bancos y a las cajas de ahorros. Las asimetrías entre ambos son "el paisaje" del sistema financiero español, "no soy quién ni quero ser quién abogue por un cambio de estas reglas", enfatizó Sáenz.

El consejero delegado del primer banco español valoró fundamental que dicho plan de rescate no sea "indiscriminado" para todo el sector financiero y contemple la reestructuración de la actividad del banco o caja de ahorros en cuestión, o su eventual integración o fusión con otra.

Además, el 'número dos' del Santander consideró que el plan de rescate debe establecer sanciones a los ejecutivos que hayan provocado con su gestión la necesidad de reestructurar la entidad financiera, así como que los accionistas de ésta asuman las pérdidas que hayan podido registrarse.

"Los criterios en la administración del Gobierno son muy coherentes, como creemos que deben de ser; el juicio sobre el fondo es favorable, muy positivo", concluyó el vicepresidente y consejero delegado del Santander.

Saenz recalcó que aunque el Santander no conoce al detalle la hoja de ruta, en un sistema democrático existen canales de comunicación por los que "fluyen las cosas", entre los que citó el Ministerio de Economía o la patronal de la banca que preside Miguel Martín.