Antonio Pulido es reelegido presidente de Cajasol y se culmina la renovación de órganos de gobierno tras la fusión

Destaca la solvencia y fortaleza de la caja en los momentos de crisis y su compromiso de apoyo a las pequeñas y medianas empresas

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de Cajasol reeligió hoy por mayoría --con 18 votos y dos abstenciones-- como presidente de la entidad a Antonio Pulido, una reelección que se produce en el marco de la renovación de los órganos de gobierno de Cajasol, esto es, la asamblea general, el consejo de administración y la comisión de control, y donde se eligió a la presidenta de la Diputación de Huelva, Petronila Guerrero, como vicepresidenta primera de la entidad.

Según indicó la caja en una nota, con este paso, culmina el proceso de fusión de El Monte y Caja San Fernando que se inició hace dos años y en el que ahora, tras el nombramiento de los nuevos consejeros, se da por cerrado.

Entre dichos nombramientos, se designó a la presidenta de la Diputación de Huelva, Petronila Guerrero, como vicepresidenta primera de la entidad; Marcos Contreras (PP); como vicepresidente segundo, Julio Ruiz (candidatura social de impositores-CCOO), como vicepresidente tercero; y Fernando Moral (impositores), como vicepresidente cuarto. Además, Juan Manuel Barrios (otra organizaciones), será el secretario del consejo de administración.

Antonio Pulido, nacido en Castro del Río (Córdoba) en 1965, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y doctor en Economía por la Universidad de Sevilla es presidente de Cajasol desde mayo de 2007 y presidente de la Fundación Cajasol. El presidente de la entidad agradeció al consejo la confianza que le presta en este nuevo mandato, y aseguró que se inicia una nueva etapa con importantes retos para afrontar en los próximos meses.

Pulido considera que en este nuevo tiempo, Cajasol "ha demostrado tener una solvencia y una fortaleza que le sitúa en una posición privilegiada en el ranking de cajas de ahorros españolas".

En este proceso se llevó a cabo la integración operativa de las cajas que dieron origen a Cajasol. Además se culminaron aspectos esenciales como la integración de cuentas o el cumplimiento de los objetivos de la oficina de integración.

La asamblea celebrada hoy fue de carácter constituyente, en la que, entre otras cuestiones, se ha reducido a la mitad el número de sus consejeros generales hasta los 160 miembros que la integrarán a partir de hoy. Del mismo modo, ha quedado constituido el consejo de administración, con 20 miembros, y la comisión de control, con diez.

Tras la celebración de esta asamblea se dio paso a la celebración del primer consejo formal de la nueva etapa de la entidad, en la que se aprobó la reelección de Pulido como presidente de Cajasol.

De esta forma, los miembros del consejo de administración serán, por las corporaciones municipales, Francisco Javier Fernández de los Ríos (PSOE), Gabriel Orihuela (PSOE), Antonino Gallego (PP) y Sandra Garrido (PP); por los impositores serán José Lucena (Impositores por la Caja), María Luisa Fernández (Impositores por la Caja), Fernando Moral (independiente), Roberto Marín (UGT) y Julio Ruiz (CCOO); por la Junta de Andalucía serán el propio Antonio Pulido (PSOE), María Colón (PSOE) y Marcos Contreras (PP).

Por las entidades fundadoras estarán en el consejo Petronila Guerrero, por la Diputación de Huelva, que además será vicepresidenta primera, según indicaron a Europa Press fuentes de la caja, y Juan García Baena (PSOE) y Teresa Infante, ambos por la Diputación de Sevilla. Por último, por los empleados estarán presentes en el consejo Olvido Aguilera (UGT), Ana María Barral (CCOO) y Carmen Jara (CCOO); mientras que por otras organizaciones estarán Juan Antonio Peralta (FOAM) y Juan Manuel Barrios (Cepes).

En cuanto a los miembros de la comisión de control, se encuentran, por las corporaciones municipales, Joaquín Díaz (PSOE) y Juan José Ortiz (PP); por los impositores Amalia Romero (Impositores por la Caja) y Arturo Bullejos (independientes); por la Junta se encuentra Nicolás Fernández (PSOE) y Alberto Fernández (PP); por la Diputación de Huelva se encuentra Manuel Jesús Domínguez (PSOE); por los empleados se encuentran Ángel Navia (UGT) y José María Flor (CCOO); y por otras organizaciones se encuentra Guillermo Sierra (Cepes).

"SOLVENCIA Y LIQUIDEZ"

Pulido, por tanto, va a liderar esta nueva etapa de Cajasol, momento al que la caja llega "en una sólida posición, a una de las primeras posiciones en el ranking de entidades de ahorro de nuestro país, de forma que solvencia, liquidez y una gestión eficiente son las principales bases sobre las que se asienta esta caja de ahorros andaluza".

"Vamos a seguir tomando decisiones que nos fortalezcan como institución, que profesionalicen aún más nuestra gestión, como lo hemos hecho hasta ahora, y que nos permitan lograr ser referente en el conjunto de entidades financieras españolas", aseguró el máximo dirigente.

De esta forma, la caja aseguró que enmedio de la coyuntura económica, Cajasol ofrece a sus clientes y a la sociedad en general "una solvente posición y un servicio de calidad a través de sus más de 800 oficinas en toda la red nacional de la entidad y sus cinco mil empleados". Agregó que en solvencia la entidad, con un 13,2 por ciento, "supera en cinco puntos el mínimo exigido normativamente por el Banco de España", tras lo que destacó que en su negocio ordinario "mantiene una buena marcha a pesar de ser un año extremadamente complejo".

Con esta fuerte posición financiera, el reelegido presidente de la entidad, Antonio Pulido, en sus primeras palabras dirigidas al nuevo consejo de administración de la entidad, también consideró como primer objetivo "consolidar la trayectoria positiva marcada hasta la fecha, ser muy dinámicos en la gestión de la morosidad, y lograr el objetivo de la eficiencia como clave para ser competitivos en el futuro".

En este sentido, Pulido resaltó la buena salud financiera de la entidad con la firmeza de que "Cajasol está capacitada para afrontar nuevos retos y en ello vamos a hacer un especial esfuerzo", subrayando que "como prioridad cualquier proyecto de futuro está condicionando a nuestra solvencia y nuestra liquidez".

ACIERTO EN LA GESTIÓN DE LA MOROSIDAD

Así, el presidente de Cajasol aseguró que "la gestión de la crisis es en estos momentos nuestra prioridad, pero hoy abrimos la puerta de una nueva etapa que debe concluir con una Cajasol más fuerte y mejor", insistió. "Nuestro objetivo es el crecimiento cualitativo ya que esa es la base del liderazgo y del crecimiento en dimensión", indicó.

De esta forma, el presidente de Cajasol destacó que uno de los mayores retos y una de las claves de futuro es "el acierto en la gestión de la morosidad".

En este sentido, el presidente de la Caja aseguró que "disponer de una buena tecnología nos va a permitir liderar los nuevos canales que muchos clientes demandan, prestar un servicio amplio y de calidad, apostar por la renovación de los formatos web, y hacerlo a un coste sostenible en un horizonte de reducción de márgenes".

Pulido citó al sector empresarial y en concreto al tejido empresarial andaluz, de manera que "estar con la empresa andaluza es una prioridad de negocio y de identidad, por ello Cajasol ha de ser un referente financiero para las pequeñas y medianas empresas de nuestra tierra", ratificó el presidente.

Por último, destacó que la obra social es uno de los ejes vitales de la caja, fundamento de la filosofía y de la esencia de la actividad de esta institución, por lo que anunció que en este ejercicio habrá un "esfuerzo especial" para hacer llegar las ayudas sociales a los clientes de la caja que tengan mayores dificultades, y para ello se llevarán a cabo algunas campañas a través de la red de oficinas en este sentido.