Bankinter cree que debe reestructurarse deprisa el sistema para no deteriorar la imagen de España

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, consideró hoy que si se reestructura el sistema financiero español debe hacerse cuanto antes para no deteriorar la imagen de España en los mercados, y subrayó, en este sentido, que el banco ayudará en todo lo que pueda.

Echegoyen se pronunció así durante la presentación de los resultados de la entidad, donde por el contrario, no se atrevió a valorar si es necesario o no un fondo de recapitalización de las entidades españolas.

"No me atrevo ni a contestar a la pregunta. Entra en un territorio desconocido", subrayó Echegoyen, quien subrayó que España tiene el regulador bancario "más conservador y duro" de todos los sistemas financieros, y que puede gestionar una situación como la actual, porque ya lo demostró en el pasado cuando tuvo que hacer una reestructuración bancaria.

"Se puede volver a hacer, pero hay que hacerlo deprisa, porque se está deteriorando la imagen de España en los mercados", subrayó Echegoyen. "Nosotros ayudaremos en lo que podamos, que es poco", añadió.

Por otro lado, indicó que las reglas del juego en los mercados fueron creadas para respetarlas incluso en circunstancias extraordinarias y que, por tanto, deben cumplirse, pero que si las circunstancias actuales son excepcionales, "habrá que cambiarlas".

A su juicio, es muy importante establecer como regla número uno en el mercado que las cosas tienen una propiedad, y que si una compañía tiene la propiedad de otra tiene una responsabilidad, debe ocuparse de ella y procurar que gane dinero, sin mencionar explícitamente a qué entidades se estaba refiriendo.

"Creemos que para una parte del sistema financiero parece que no esta claro de quién son las cosas", añadió.

EL PARO, "DESGRACIA COLECTIVA".

Por otro lado, Echegoyen consideró hoy que el aumento del paro, que alcanza ya una tasa del 17,36%, es una "desgracia colectiva", pero que a la entidad no le afecta, porque el perfil del cliente con el que trabaja es "menos probable" que pierda su empleo.

El paro subió en 802.800 personas en el primer trimestre del año, el 25% en relación al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 4.010.700 y la tasa de paro repuntó casi 3,5 puntos, hasta el 17,36%, alcanzando su valor más alto en 11 años, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Echegoyen señaló que aunque es una desgracia y el incremento está por encima de lo que se esperaba, el aumento del desempleo hasta tasas elevadas era algo que ya contemplaban todas las previsiones. En este sentido, matizó que, aunque el banco no es ajeno a la economía, no impacta en su balance por el tipo de cliente con el que trabaja.

"La tasa de paro por sí misma no va a cambiar nuestra política. No veo impacto inmediato en los bancos", explicó Echegoyen, quien, por el contrario, recordó los graves efectos que tendrá para la economía, como el retraimiento del consumo.