Caja España obtuvo un beneficio de 17,1 millones hasta marzo

LEÓN, 18 (EUROPA PRESS)

Caja España obtuvo un beneficio de 17,1 millones de euros durante el primer trimestre del año, "en línea" con lo presupuestado y con criterios de "máxima prudencia", informó la caja.

La Asamblea General de Caja España, reunida hoy en sesión ordinaria, aprobó las cuentas generales y el informe de gestión correspondiente al pasado ejercicio, así como el presupuesto de la Obra Social para el ejercicio 2009, que asciende a 23,9 millones de euros, un presupuesto "acorde" con las cuentas de resultados del pasado ejercicio.

El presidente de Caja España, Santos Llamas, explicó que los retos de la Obra Social para 2009 son mantener el "giro" hacia acciones más solidarias, sociales, asistenciales, de ayuda a personas discapacitadas y de respeto al medio ambiente, así como lograr una mayor cercanía a la sociedad.

Respecto a los resultados de la actividad de la Obra Social durante el pasado año, cerca de 7,8 millones de personas se beneficiaron o participaron en alguna actividad, tanto en materia de cultura o tiempo libre, asistencia social o sanitaria, educación o investigación y patrimonio histórico-artístico y natural. Concretamente, se llevaron a cabo 4.289 actividades, todo un"récord" en la programación de la Obra Social.

Por otra parte, manifestó que los principales ratios de la gestión de Caja España en 2008 reflejan el "complejo escenario económico" tanto a nivel nacional como internacional, un contexto en el que la entidad de ahorros reforzó su liquidez bruta en un 63,9 por ciento hasta alcanzar los 2.414 millones de euros, además de mejorar la solvencia, que supera el 12 por ciento, por encima de la media del sector.

Al respecto, destacó el "esfuerzo" llevado a cabo por la entidad de ahorros mediante una estrategia "clara" basada tres pilares "básicos": reforzar la liquidez, mejora de la solvencia e incremento de cobertura de los riesgos de crédito. "La liquidez y la solvencia son las dos grandes fortalezas de Caja España, con indicadores por encima de la media nacional", apostilló.

Por su parte, el director general de Caja España, José Ignacio Lagartos, indicó que la liquidez alcanza en el momento actual los 2.700 millones de euros y subrayó que la entidad de ahorros es de las "pocas" que actualmente tiene cubiertos los créditos con depósitos "de verdad" por más del 100 por ciento, además de contar con activos de 2.500 millones para "proteger la liquidez".

Del mismo modo, destacó que recientemente el Banco de España ha solicitado un documento a todas las entidades financieras de España donde se compara la situación de Caja España hasta 2011 con situaciones de estrés que puedan ocurrir en el mercado como una morosidad por encima del 15 por ciento. "Tengo que decir con satisfacción que en todas las variables conjuntas y generales Caja España va a estar por encima de los mínimos requisitos", apostilló.

214 MILLONES PARA INSOLVENCIAS Y DOTACIONES

Además, recordó que Caja España destinó en 2008 un total de 214 millones de euros a la constitución de coberturas para insolvencias y en dotaciones, causa principal del descenso del resultado consolidado antes de impuestos, que se situó en los 70,1 millones de euros. Este "fuerte" incremento de provisiones permite a la entidad de ahorros abordar con "garantías" las incertidumbres y el crecimiento de la morosidad que afecta a todo el sector financiero.

Los recursos de clientes en balance se elevaron a 20.691 millones de euros, con un incremento anual del ocho por ciento y el crédito neto alcanzó los 16.128 millones de euros, lo que representa un incremento del tres por ciento. Además, destacó el "fuerte" incremento, en más de un 15 por ciento, del crédito a actividades productivas no vinculadas al sector promotor o inmobiliario.

La morosidad total fue al término del pasado ejercicio del 3,91 por ciento, mientras que la que procede de la actividad crediticia se situó en el 5,28 por ciento, aunque el director general de la entidad aseguró que el 62 por ciento de los activos dudosos están respaldados por una "garantía real".

Lagartos puntualizó que la morosidad de la entidad está por encima de la media nacional, aunque precisó que este dato "sólo es un ratio", una situación ante la cual Caja España ha sido "muy prudente". "Menos del 30 por ciento de nuestros morosos están en situaciones concursales; podíamos haber novado los préstamos para que no estuvieran en morosidad, pero eso sería engañarnos", apuntó.

Igualmente, concretó que la actuación de la entidad ha estado dirigida a realizar dotaciones con vistas al futuro, ya que las compañías que no parecen tener viabilidad han sido "empujadas" a situaciones concursales mientras que a las compañías que tienen conceptos de viabilidad se les presta ayuda mediante la novación de los créditos.

En cuanto al balance del primer trimestre de 2009, señaló que la evolución de los resultados está "en línea" con los presupuestados por la caja, en los que prevalecen en la gestión criterios de "máxima prudencia" y reforzamiento de la solvencia, ante la "incertidumbre" en cuanto a la duración y profundidad de la actual crisis económica.

Concretamente, en créditos se ha producido una mayor concentración de empresas que no tienen relación con el sector inmobiliario y en cuanto a los depósitos, la entidad "sigue creciendo". "Hemos hecho fuertes dotaciones; hemos querido ser muy prudentes y acogernos a los beneficios que restaban presupuestados este año. Había presupuestados 17,1 millones de euros y hemos subido ligeramente esa cifra", explicó.

"Todo ello con conceptos de responsabilidad; todo ello con conceptos de precaución y eso es lo que queremos hacer porque lo que nos preocupa no es tanto el presente sino el futuro. Caja España debe tener ese futuro dentro de ese escenario", concluyó.