Caja España y Caja Duero inician el proceso para unir sus estructuras, negocios y actividades

Caja España y Caja Duero inician el proceso para unir sus estructuras, negocios y actividades

Caja España y Caja Duero inician el proceso para unir sus estructuras, negocios y actividades

LEÓN, 20 (EUROPA PRESS)

Los consejos de administración de Caja España y Caja Duero acordaron hoy, de forma unánime, iniciar un proceso conjunto y coordinado que desemboque en una decisión "firme" sobre la fórmula elegida para combinar sus estructuras, negocios y actividades.

El objetivo de esta decisión es la creación de una entidad financiera con vocación de liderazgo económico y social no sólo en Castilla y León sino en España, que garantice su capacidad competitiva en el terreno comercial y su acceso preferente a financiación en los mercados mayoristas, según informó Caja España en una nota recogida por Europa Press.

Asimismo, pretenden garantizar los mejores estándares en calidad y servicio a sus clientes, así como las mejores y más eficientes prácticas de gestión para crear así un "referente" en cuanto a generador de empleo de calidad en sus comunidades de origen. "Esta fórmula permitirá también fortalecer progresivamente el dividendo social repercutido en los territorios donde ambas entidades desarrollan su actividad de Obra Social", precisó.

Ambos consejos acordado además otorgar un mandato de trabajo a un asesor externo para que analice, evalúe y presente las opciones más eficientes de combinación, con el propósito de que la fórmula resultante garantice la consecución de los objetivos definidos.

RIGOR, PROFESIONALIDAD Y DISCRECIÓN.

Caja Duero y Caja España suscribieron un compromiso de confidencialidad en torno a todos los acontecimientos o sucesos que puedan generarse durante el proceso con el objetivo de garantizar el rigor, profesionalidad y discreción adecuados a un proyecto de esta magnitud.

Una vez finalizado el análisis del asesor externo, los consejos de administración de Caja España y Caja Duero estudiarán las conclusiones del informe y adoptarán un acuerdo sobre la fórmula de combinación elegida.

Ambas entidades adoptaron esta decisión desde el "convencimiento" de que el futuro del sector financiero español pasa por operaciones de consolidación, que no sólo garanticen la competitividad en contextos adversos de mercado, sino que resulten de una mayor eficiencia comercial y operativa. "Sólo así se logrará crear mayor valor para la sociedad, empleados y clientes, tanto en los territorios de origen de las entidades, como en el resto del país", concluyó.