Cajacampo y Cajamar estudian la constitución de un grupo cooperativo al que podrían sumarse "en breve" otras entidades

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

Las entidades CajaCampo y Cajamar Caja Rural se encuentran, actualmente, en conversaciones abiertas con el objetivo de formar un Grupo Cooperativo propio --no un proceso de fusión, aclararon-- y al que en breve podrían sumarse también otras cajas rurales, informaron hoy en un comunicado fuentes de la entidad valenciana.

Las dos entidades, "que se caracterizan, por su solvencia y por compartir el mismo espíritu cooperativo, vocación social y compromiso con el sector agroalimentario", apuestan por un modelo de futuro en la línea de los grupos cooperativos de corte europeo, como Crédit Agricole, que compatibilizan la existencia de una entidad grande y de ámbito nacional con entidades con una gran implantación local, muy pegadas a la tierra y cercanas a sus clientes, que gozan de autonomía en sus ámbitos, explicaron.

De igual modo, argumentaron, la estructura del Grupo contribuye a mejorar su eficiencia, su gestión y su solvencia, así como a incrementar su capacidad de actuación.

Las conversaciones se encuentran "avanzadas", a la espera de que los consejos rectores de ambas entidades tomen una decisión definitiva, lo que podría ocurrir en las próximas semanas.

En el seno de este futuro Grupo Cooperativo, CajaCampo mantendrá su independencia como caja rural valenciana, su sede social, sus órganos sociales de gobierno y dirección, su red de oficinas y empleados, así como el sentido autonómico de las inversiones y de la aplicación del Fondo Social de Formación y Promoción.

Además, ejercerá la dirección del Grupo en la Comunidad Valenciana y tendrá a su disposición una nueva estructura de medios y servicios propios, compartidos con Cajamar Caja Rural y con las demás entidades que puedan sumarse en el futuro.

Con datos a cierre de 2008, CajaCampo mantiene un coeficiente de solvencia del 12,4% superior del más del 50% legalmente exigido, el ratio de morosidad a 31 de diciembre de 2008 era del 3,13%, a 31 de marzo de 2009 este ratio está situado en el 3, 61%, ambos muy inferiores, a la media del sector financiero. El ratio de cobertura de la morosidad superior al 110%, por encima de la media nacional, recordaron.