CECA apuesta por preparar a los empresarios para afrontar un comercio postcrisis y por un repunte del consumo en 2010

HUELVA, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía (CECA) y de la Asociación de Empresarios del Comercio de Huelva (Asemco), Manuel García-Izquierdo Parralo, indicó hoy que lo principal, en momentos de incertidumbre económica, es preparar a los empresarios para afrontar un comercio postcrisis porque "el comportamiento de los consumidores cambiará y los comerciantes tendrán que estar adaptados", al mismo tiempo que apuntó que espera "un repunte del consumo a mediados de 2010".

En una entrevista concedida a Europa Press, García-Izquierdo destacó que para este año "lo preocupante es preparar a los comerciantes para que soporten lo mejor posible esta crisis e idear de alguna forma todo aquello que sea necesario para poder animar a los consumidores".

"En la actualidad, estamos en economía de guerra y en esta época hay que tener unos comportamientos distintos a los que se tienen en tiempos normales de paz", espetó el presidente de la CECA.

En cuanto al repunte del comercio, que espera que se note a mediados del próximo año, García-Izquierdo señaló que quizás éste "sea lo último que vaya a llegar, ya que primero deben arreglarse los estados financieros y, a partir de ahí, empezarán a remontar las grandes empresas y después los pequeños establecimientos". Sin embargo, aseguró que esta etapa es "la que más ha afectado el comercio porque ha hecho hincapié en el consumo".

Respecto a las nuevas medidas para fomentar el consumo, García Izquierdo destacó el centro comercial abierto, al que calificó como "la apuesta más importante del comercio de ciudad en Andalucía y en otras comunidades", ya que al comportamiento del comerciante en la asociación, y actuando igual que actúa en un centro comercial, es a "lo que se debe tender teniendo una gerencia, un horario único y funcionando como un centro comercial cerrado".

Con este tipo de medidas, según explicó el presidente de la CECA, se le ofrecerá a los consumidores el estilo de compras mediterráneo, es decir, los clientes "podrán pasear por las calles tomando el sol y viendo escaparates", concluyendo que si los empresarios "son capaces de dar una oferta correcta al consumidor, no cabe la menor duda que se va a soportar gran parte del futuro del comercio".