Comunidad dice que TSJM avala la legalidad de la reforma de la Ley de Cajas y tumba las pretensiones de los recurrentes

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, aseguró que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) avala la legalidad de la reforma de la nueva Ley de Cajas aprobada a finales de año por la Asamblea de Madrid, y tumba las pretensiones de los recurrentes, tanto de la propia entidad como del Ayuntamiento de la capital. De esta manera, reaccionó González minutos después de conocer que el TSJM ha levantado las medidas cautelarísimas que impedían cualquier acción dirigida a aprobar los nuevos estatutos de Caja Madrid para adaptarlos a la ley autonómica de cajas vigente, y da vía libre a la reunión de la Asamblea General de Caja Madrid que el próximo lunes 23 tiene que aprobarlos. "La resolución desestima la pretensión de Caja Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, y (dice) que no hay lugar a la suspensión ni cautelarísima ni ordinaria, por considerar que no hay motivo para esta circunstancia y ratifica lo que venimos sosteniendo desde hace tiempo: la absoluta constitucionalidad y legalidad de la Ley de Cajas que aprobó la Asamblea", señaló. Según explicó González, la decisión del Tribunal de Justicia de Madrid también viene a avalar la "absoluta legalidad" de la actuación que ha ido llevando a cabo la Comunidad de Madrid y la Consejería de Economía y Hacienda, con su consejero, Antonio Beteta, a la cabeza desde que se dio luz verde a esta nueva legislación. Asimismo, significa la desestimación de todas las pretensiones que se hacían en su momento por parte de los recurrentes en el sentido de que "no hay razones que lleven a la suspensión por haber cambiado la representatividad o la proporción del Ayuntamiento" porque esta proporcionalidad se contempla "en muchas otras leyes". "No solamente en la nuestra, también muchas otras leyes de Cajas de distintas comunidades autónomas hay representaciones del 20, 25 y del 30 por ciento de la capital", indicó el portavoz del Ejecutivo autonómico, quien subrayó que "nadie" supera el 30 por ciento, que es límite que se fija en la Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid. Por tanto, señaló González, se trata de una medida "absolutamente razonable y posible con la que alguien no puede estar de acuerdo pero eso no significa que haya ninguna cuestión de ilegalidad o de inconstitucionalidad" en dicha medida, en relación a las pegas que el propio Consistorio madrileño está poniendo desde que se aprobó la legislación. De hecho, añadió que hay ya pronunciamientos, como ellos ya alegaron en su día, del Tribunal Constitucional ante recursos que se sustanciaron en su momento en otras comunidades autónomas y que daban la razón al Gobierno autonómico "cuando establecían este tipo de limitaciones". En este sentido, añadió que con la decisión del TSJM también se desestiman las otras pretensiones que tenían los recurrentes en relación a los criterios que se establecían en cuanto a la representatividad de las entidades fundadoras, y por lo tanto, "viene a desestimar la petición de suspensión, que significa que la Ley está plenamente adaptada a la Constitución y a la legalidad, como no puede ser de otra manera". "TODO EL MUNDO TIENE QUE CUMPLIR LA LEY" Asimismo, recordó que dicha legislación está aprobada por el órgano que le corresponde, que es la Asamblea de Madrid y apuntó que es necesario que en un Estado de Derecho "todo el mundo tiene que cumplir la ley y si no le gusta la puede recurrir, pero evidentemente, no porque a alguien no le guste la Ley tiene que dejar de aplicarla". En la misma dirección, reiteró que el TSJM ratifica que la nueva Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid es una ley en vigor, "en la que no se aprecian circunstancias que hagan razonable ni necesaria suspender su aplicación", y por tanto, el proceso de adaptación "tiene que seguir adelante". Así, añadió González, se tiene que proceder a la adaptación de los estatutos de la Caja a la Ley. "Esperamos y deseamos que ese procedimiento siga adelante con normalidad y que, lógicamente, se produzca esa adaptación que parece lógica" porque el Consejo de Administración "ya los aprobó hace unas semanas", apostilló. "Lo lógico es que ese proceso continúe y que la Asamblea general de Caja Madrid vote en el mismo sentido en que lo hizo el Consejo de Administración", concluyó. Cuarto de hora antes, durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, aunque todavía se desconocía el pronunciamiento, González aseguró que fuese cual fuese, la Comunidad de Madrid acataría la sentencia "como no puede ser de otra manera" porque España es "un Estado de Derecho y hay que estar y acatar las decisiones de los Tribunales de Justicia". No obstante, señaló que si no estuviesen de acuerdo con dicha decisión, la recurrirían, pero González tenía ya la esperanza de que el Tribunal resolviera en el sentido de que esa suspensión cautelarísima no se produjera. "Pero es una decisión de los tribunales, y si se produce ejerceremos los derechos y las actuaciones que nos corresponda", manifestó entonces. En la misma rueda de prensa fue preguntado por los rumores que aparecen en algunos confidenciales sobre que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, habría ofrecido a Rodrigo Rato la presidencia de la entidad madrileña. González reconoció que desconocía esa información pero que, de todos modos, le extrañaba. "Es un confidencial... yo desconozco si esto se ha producido o no, por lo que no le puedo decir nada al respecto, pero vamos, me extraña", sentenció el portavoz del Gobierno regional en respuesta a la periodista.