De la Vega afirma que el Gobierno trabaja en una 'hoja de ruta' por si fueran precisos más rescates de cajas

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reveló hoy que el Gobierno está trabajando en el establecimiento de una 'hoja de ruta' o protocolo de actuación por si fuera preciso acudir al rescate de alguna otra caja de ahorros, tras la reciente intervención de Caja Castilla-La Mancha (CCM) por parte del Banco de España.

"Estamos trabajando en el establecimiento de una hoja de ruta, de unos mecanismos para fijar situaciones o actuaciones que pudieran ponerse en marcha si llegado el caso hubiera que actuar para abordar alguna otra situación de dificultad que en su caso pudiera atravesar cualquier otra caja de ahorros, como ha ocurrido con Caja Castilla-La Mancha", dijo De la Vega en los Desayunos Informativos de Europa Press.

La vicepresidenta primera afirmó que en el caso de CCM, el Banco de España actuó, intervino para tratar de hacer frente "a una situación transitoria de liquidez y garantizar su funcionamiento y las obligaciones de los clientes". "Es evidente que tenemos los instrumentos y los medios para, de forma razonable y controlada, hacer frente a cualquier situación de dificultad que, en su caso, pudiera plantearse, como ha qudedado acreditado", subrayó.

En este sentido, recordó que el Estado dispone de instrumentos que van desde el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) hasta avales a emisiones de las entidades financieras o el propio Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que garantiza hasta 100.000 euros por cuenta y titular.

"Si además mejoramos en un acuerdo que pueda establecer cúal es esa hoja de ruta, pues mejor que mejor. Pero la tranquilidad que tiene que darnos es que tenemos un mecanismo, que es el Banco de España, de supervisión y control eficaz, e instrumentos para poder, en su caso, actuar de forma preventiva y evitar situaciones que pudieran plantearse", subrayó.

Indicó que, además de esto, hay un debate sobre la conveniencia de modificar algunas cuestiones referentes a la composición de las cajas, pero dejó claro que ése es "otro tema" que no conviene "mezclar".

Así, señaló que la reforma de las cajas de ahorros es una cuestión "que habrá que abordar en su momento". "Ahora tenemos una prioridad, que es hacer frente a la situación, que con carácter general y de crisis, tenemos, y es garantizando la solvencia y el funcionamiento de nuestras entidades, que lo tienen, y reforzándolo. Si además, en ese marco, se llega a un acuerdo sobre cuestiones que se consideran que van a mejorar el funcionamiento, que es un acuerdo que tiene que estar consensuado, pues muy bien, pero ese no es el tema prioritario", concluyó.