Economía.-(Ampl) La asamblea general de Caja Madrid rechaza por mayoría, con 157 votos en contra, la nueva Ley de Cajas

Confía en que la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid "respete" la voluntad del órgano supremo de la entidad MADRID, 23 (EUROPA PRESS) La asamblea general de Caja Madrid, reunida hoy en sesión extraordinaria con la presencia de 296 consejeros generales, ha rechazado por mayoría (157 votos en contra, 87 votos a favor, 51 abstenciones y un voto nulo) el proyecto de estatutos y reglamento electoral remitido por la Asamblea de Madrid, tras considerar que la nueva norma no respeta "los principios de representatividad e igualdad de todos los sectores presentes en dicho órgano", informaron a Europa Press en fuentes de la asamblea. El nuevo texto necesitaba el voto favorable de dos tercios de los consejeros, para ser ratificado. La mayoría de los consejeros generales han refrendado, por tanto, la decisión del consejo de administración de la entidad, que ya rechazó el pasado 16 de marzo el proyecto de la Comunidad de Madrid, una norma que calificaron como "anticonstitucional e ilegal", "innecesaria", "no consensuada", "con un carácter retroactivo ilegal", así como una grave "injerencia política" que no respeta la "representatividad y la igualdad" de los sectores. La asamblea general acordó remitir la resolución adoptada hoy a la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid "a los efectos que procedan", al tiempo que expresó su confianza en que el Gobierno regional "respete la decisión democrática del órgano supremo de la entidad". Será por tanto la Consejería de Economía y Hacienda la que deberá decidir sobre el futuro de esta ley, en la que la ya se reservaba el derecho a imponer los nuevos estatutos y reglamento, aún cuando el máximo órgano de decisión de la entidad los rechazase. En concreto, la Ley 3/2008 contempla que, si los estatutos y reglamento electoral no fuesen aprobados por la asamblea general de la entidad, "corresponderá a la Consejería competente en materia de Cajas de Ahorros redactar y aprobar los estatutos y reglamento electoral en el plazo máximo de un mes". LLAMADAS GENERALES AL CONSENSO Y CRÍTICAS. La mayoría de las intervenciones que tuvieron lugar en la asamblea de hoy coincidieron en mostrar un rechazo frontal al proyecto de adaptación de los estatutos. Tres representantes de los impositores, dos de CCOO, uno de IU y uno de ACCAM señalaron que se trata de un "ejercicio de irresponsabilidad y falta de consenso" que lesiona los intereses de la caja y que constituye una "injerencia política sin precedentes" en la historia del sector. Los representantes de los impositores criticaron "la falta de respeto" de la Consejería de Economía y advirtieron de que la gestión de Caja Madrid "no es patrimonio de ningún partido político", sino "la suma de todos", en alusión al eslogan de las campañas de publicidad de la Comunidad de Madrid. Por su parte, los representantes de CCOO calificaron como "muy graves" los hechos que han tenido lugar en los últimos meses y advirtieron del "atentado a la seguridad jurídica" y del "ataque directo a la naturaleza jurídica de las cajas de ahorros" que supone la nueva Ley de Cajas aprobada por la Comunidad de Madrid. No obstante, todas las fuerzas terminaron su intervención haciendo una llamada al sentido común y a unos estatutos consensuados. El representante del PSOE defendió la abstención de su grupo y, al igual que el resto de representantes, hizo un llamamiento al consenso necesario para solucionar la actual situación. Todos defendieron el necesario pacto de estabilidad que ha presidido la institución en los últimos años y que ha servido para colocar a Caja Madrid en los mayores niveles de solvencia, calidad de servicio y competitividad de sus más de 307 años de historia. Con la votación de hoy, la asamblea de Caja Madrid ha culminado los trámites exigidos por la Comunidad de Madrid para aprobar su nueva ley. Desde el anuncio de la ley 3/2008, de 29 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas, la Consejería de Economía y Hacienda ha requerido un procedimiento sin precedentes que ha contemplado, entre otras medidas, requerir a Caja Madrid redactar unos nuevos estatutos en el plazo máximo de un mes, a partir de la publicación de la nueva ley publicada tan sólo 29 de diciembre. Tras remitirse el borrador de la norma por parte de Caja Madrid, la Consejería solicitó unas "modificaciones previas a la autorización", entre las que se encontraba la aplicación retroactiva al proceso electoral iniciado el mes de octubre de 2008. También se requirió una votación explícita del consejo de administración sobre la nueva norma, a pesar de residir la facultad de aprobarla en la asamblea general. El Consejo rechazó, en cuatro reuniones, el nuevo texto de la Comunidad de Madrid. El 16 de marzo realizó una votación explícita, en la que dos tercios de los consejeros rechazaron la nueva norma. EL PROCESO ELECTORAL SIGUE SU CURSO En este proceso electoral, la entidad debe renovar a los consejeros representantes de los ayuntamientos, la Asamblea de Madrid y las entidades representativas. En la asamblea general del pasado 10 de noviembre la entidad ya nombró a las entidades representativas que pasarán a tener representantes en la nueva asamblea. REELECCION DE DELOITTE COMO AUDITOR. La entidad ha publicado, asímismo, los anuncios de inicio del proceso electoral y publicado en su página web la lista de ayuntamientos donde la entidad tiene negocio, y el peso del mismo. Éstos serán los que deberán nombrar a sus representantes, en proporción al arco político representado en los diferentes consistorios. Con anterioridad al rechazo de los nuevos estatutos, los miembros de la asamblea aprobaron por mayoría la reelección de Deloitte como auditor externo de las cuentas individuales de Caja Madrid, así como de las cuentas consolidadas del Grupo, tanto anuales como semestrales, por un periodo de un año, correspondiente al ejercicio 2009.