Economía/CCM.-Unicaja da por concluida la negociación de fusión con CCM y dice tener presente el interés de sus clientes

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS) Unicaja dio por finalizadas las conversaciones e iniciativas en orden a un posible proyecto de fusión por absorción entre la citada caja y Caja Castilla-La Mancha (CCM) como consecuencia de la intervención del Banco de España en la entidad manchega y aseguró que en sus decisiones tiene presente "el interés de la entidad y en especial de sus clientes y empleados". Según una comunicación remitida por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a la que tuvo acceso Europa Press, como consecuencia de las medidas adoptadas por el Banco de España en la resolución del 28 de marzo de 2009, publicado en el Boletín Oficial del Estado del 29 de marzo, en relación con CCM, "se han dado por finalizadas las conversaciones e iniciativas en orden a un posible proyecto de integración entre CCM y Unicaja". Asimismo, fuentes de Unicaja destacaron a Europa Press que en sus decisiones la caja "tiene presente el interés general de la entidad y en especial de sus clientes y empleados". El pasado 2 de marzo, en otra comunicación a la CNMV, los presidentes de Caja Castilla La Mancha (CCM) y de Unicaja, Juan Pedro Hernández Moltó, y Braulio Medel, respectivamente en virtud de las autorizaciones conferidas por sus respectivos consejos de administración, comunicaron que habían alcanzado unas bases de acuerdo para la propuesta de integración de ambas entidades, donde precisaron que la entidad resultante poseería un activo aproximado de 60.000 millones de euros. En dicha comunicación, se apuntaba que el proyecto de integración de CCM y Unicaja gozaría del apoyo y respaldo de las autoridades financieras competentes, para dar lugar a una institución financiera "de la máxima solvencia y fortaleza económica, no sólo para el presente, sino también para el futuro". La combinación de Unicaja con CCM alumbraría una empresa con un activo aproximado de 60.000 millones de euros, centrados básicamente en el negocio minorista, y casi 1.500 oficinas repartidas por una treintena de provincias y por el extranjero. No obstante, el Consejo de Ministros aprobó ayer una normativa para permitir la intervención por el Banco de España de Caja Castilla-La Mancha (CCM), con la que la entidad malagueña estaba negociando iniciar un proceso de fusión por absorción.