Economía/Empresas.- Reyal Urbis baja un 15% el sueldo del presidente y congela el de toda la plantilla

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) Reyal Urbis acordó hoy bajar un 15% la retribución de su presidente y accionista de control, Rafael Santamaría, y recortar en un 10% la de los 28 principales ejecutivos, después de que a comienzos de año la inmobiliaria decidiera congelar la del resto de la plantilla. Así lo aprobó hoy el consejo de administración de la inmobiliaria, que enmarcó la medida en la política de reducción de gasto emprendida por la empresa, con el fin de adecuar sus costes "a la cada vez más difícil situación del mercado". Reyal Urbis aseguró en un comunicado que la medida supondrá un ahorro del 3,57% en la partida correspondiente a la retribución fija total de la compañía. Además, con la disminución de los sueldos de la cúpula, la inmobiliaria pretende así dar "una muestra de compromiso y confianza de los directivos con la empresa y de solidaridad con otros compañeros para los que el esfuerzo en el ahorro de costes derivado de la actual situación del mercado ha sido más gravoso". La rebaja de sueldo del presidente y los máximos ejecutivos tiene carácter voluntario, dado que ha sido propuesta por parte de los propios implicados, y tiene efecto desde el 1 de enero de este año. La medida afectará a los 28 principales directivos de la compañía y, según la empresa, supondrá una reducción de un 10% sobre la retribución fija anual en el caso de los directivos, y de un 15% en la retribución del presidente. No obstante, la iniciativa se toma después de que, según la empresa, a principios de año la inmobiliaria decidiera congelar el salario de toda la plantilla de 2009. Reyal Urbis registró una pérdida neta de 875,06 millones de euros en 2008, frente al beneficio de 29,82 millones contabilizado en 2007. El grupo controlado y presidido por Rafael Santamaría elevó no obstante sus ingresos el pasado ejercicio un 58%, hasta los 2.242,19 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la inmobiliaria fue negativo en 558,54 millones.