Economía.- Expertos dicen que el proyecto de caja única "se complicará" y se "aplazará" si se fusionan Unicaja y CCM

El coordinador del IAEF cree que si se empieza este proyecto la caja andaluza "va a tener una digestión pesada, que puede durar años" SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) Expertos y economistas apuntaron que el proyecto de caja única andaluza se puede ver "complicado" y se puede ver "aplazado" si se acomete la fusión por absorción de Unicaja y Caja Castilla-La Mancha (CCM). Según indicó a Europa Press el coordinador del Instituto Andaluz de Estudios Financieros, Ángel Yagüe, la situación financiera de Caja Castilla-La Mancha "está bastante deteriorada", de forma que "una absorción en el momento actual, en que las entidades tienen poca capacidad de recuperación y empieza a peligrar su morosidad y el volumen de impagados, es un momento muy complicado para afrontar fusiones". Asimismo, tras apuntar que Unicaja actualmente "está muy bien posicionada", Yagüe precisó que "sanear los balances de CCM debe ser bastante complicado, aunque habrá fuertes presiones políticas y el Banco de España habrá ordenado que no se debe dejar caer a ninguna entidad financiera". Este experto se mostró pesimista en el sentido en que "se va a añadir al sistema financiero andaluz una caja con una situación patrimonial muy deteriorada, un enfermo en coma que necesita atención prioritaria, frente a Unicaja, que tiene una situación bastante saneada, pero no es todopoderosa", por lo que consideró que "va a tener una digestión bastante pesada que puede durar años y si se le exige esa absorción con connotaciones políticas va a ver limitada cualquier posibilidad de actuación a corto o medio plazo, a no ser que se inyecte mucho dinero público en el proyecto". Por ello, consideró que aunque el proyecto de gran caja andaluza "es una iniciativa 'bonita'", a su juicio será "un proyecto inviable a corto plazo, pues se va a complicar y a retrasar 'sine die' si se inicia y culmina la operación Unicaja-CCM". Además, recordó que para poder acometer el proyecto de gran caja andaluza "hay que acabar con muchos localismos, pues no tenemos conciencia de que somos andaluces", por lo que "iniciar el proyecto de gran caja andaluza sería una locura ahora, cuanto todas las entidades tienden a vigilar sus recursos y habrá que esperar a que repercuta el valor de las nuevas adquisiciones". No obstante, reconoció que a Unicaja "le puede parecer interesante coger la red comercial de CCM, pero la caja andaluza ya opera en Castilla-La Mancha". Agregó que dicha operación entre la caja andaluza y la manchega "deberá acometerse en menos de seis meses, y podría llevarse a cabo antes de junio, aunque dependerá de la decisión que tomen las entidades". Por su parte, el economista y ex presidente del Consejo General del Colegio de Economistas de España, el sevillano Fernando González-Moya, se mostró más favorable de la fusión por absorción de Unicaja y Caja Castilla-La Mancha, ya que "es difícil poner fronteras al sistema financiero, y aunque como andaluces es interesante fortalecer el sistema andaluz, tampoco hay que cerrar la posibilidad de que se unan otras cajas vía fusión o absorción con una caja de una provincia cercana, eso no hay que despreciarlo sino estudiarlo seriamente". "No deben existir fronteras ni compartimentos estanco entre las comunidades autónomas, no se debe estar al servicio de los caciques, hay que estar abiertos, lo cerrado siempre empobrece", añadió a Europa Press González-Moya, quien se mostró partidario de la fusión Unicaja-CCM "sin que cambien ni se desvíen los objetivos sociales de Unicaja ni la estrategia ni la concepción andaluza, de beneficiar y satisfacer las demandas de las empresas y la sociedad andaluzas". Consideró que esa operación "no tendría por qué afectar al proyecto de gran caja andaluza", aunque consideró que "la gran caja andaluza no se va a poder acometer a corto plazo". "No creo que nadie pensara en una caja única a corto plazo, sino que se trata de un proyecto a largo plazo, de unos 15 ó 20 años, donde se deben unir cajas de diferente sentido y sensibilidad, incluso sensibilidad política". "El tiempo impide abordar los dos proyectos al mismo tiempo, pero pueden ser complementarios y alternativos, pero en el conjunto se puede perder esfuerzos", agregó este economista, quien apostó por "calibrar las posibilidad de esta absorción, pues no se trata de hacer un mal negocio, sin despreciar la unión entre las cajas". "NO SON BUENOS LOS CAMBIOS NORMATIVOS DURANTE LA CRISIS" Asimismo, consideró que en momentos de crisis "no es lógico ni bueno cualquier cambio normativo o legislativo", aunque vio necesario "dar aire al sistema, a la sociedad y a las empresas andaluzas". "Un cambio total de las leyes de cajas en momento de crisis nunca ha sido conveniente pero también hay que darles cierta libertad a las entidades y hay que ir avanzando hacia una menor intervención, porque un exceso de regulación es negativo", aseveró.