Economía/Finanzas.- Caixa Terrassa ganó 49,5 millones en 2008, un 29,1% menos, y la morosidad pasó del 0,65% al 3,02%

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS) Caixa Terrassa obtuvo un beneficio neto de 49,5 millones de euros en 2008, un 29,1% menos que el año anterior, debido a la disminución de ingresos de sus filiales inmobiliarias, la consolidación del 50% de sus aseguradores (vendió el otro 50% a Reale y Aegon en agosto) y las dotaciones para reforzar la liquidez, informó el director general de la entidad, Enric Mata. La caja catalana redujo todos sus márgenes en 2008 por la crisis inmobiliaria, y destinó la práctica totalidad de sus ingresos extraordinarios por la venta del 50% de sus aseguradoras a provisiones, que ascendieron a 161,5 millones, de los que 130 corresponden a dotaciones voluntarias para hacer frente al aumento de morosidad. La mora de Caixa Terrassa se situó en el 3,02% en 2008, frente al 0,65% de 2007, y en 2009 prevé que alcance entre el 5 y el 5,5%, según Mata, que confió en que las dotaciones permitan a la caja mantener el resultado neto de 2009 y 2010 en línea con el de 2008, alrededor de los 50 millones. A finales de 2007, las previsiones de la entidad pasaban por alcanzar los 100 millones de beneficio en 2010. Mata defendió que Caixa Terrassa mantiene los criterios de concesión de créditos que tenía antes de la crisis --siempre conservadores--, y que en 2009 prevé otorgar préstamos por valor de 2.025 millones (1.230 para empresas y 795 para particulares), frente a los 1.900 de 2008, año en el que ha aumentado un 2,1% la inversión crediticia, hasta los 9.034 millones. En 2008, la caja se ha adjudicado activos inmobiliarios por valor de 150 millones procedentes de impagos de créditos, la mayoría de promotores, y ya está vendiendo los pisos acabados a través de una nueva web que "está funcionando muy bien", según explicaron a Europa Press fuentes de la entidad. Los depósitos aumentaron un leve 0,5%, hasta los 10.639,5 millones. Así, el total de volumen de negocio (depósitos y créditos) se situó en los 19.673 millones, un 1,2% más. La caja de ahorros presidida por Francesc Astals cuenta con una cobertura de la morosidad del 107%, con 295 millones de euros, y con un coeficiente de solvencia del 13,1%, frente al 12,9% de 2007. Cerró el año con una liquidez de 1.300 millones, el 11% del total del balance, y tiene vencimientos por valor de 100 millones para 2009 y de otros 100 para 2010. Preguntado por la posibilidad de fusiones entre cajas catalanas, Mata aseveró: "Hasta el momento no ha habido ningún contacto ni conversación". Añadió que no es previsible "a medio plazo" un cambio de modelo, ya que los problemas de liquidez, morosidad y exposición a los riesgos inmobiliarios "no se arreglarían" con fusiones. Respecto a la red de oficinas, la caja continúa con aperturas de locales para empresas (ha abierto cuatro en enero y suma una cuarentena), y prevé cerrar entre 10 y 12 sucursales generalistas que son menos rentables de lo previsto en el periodo 2009-2010. La obra social de Caixa Terrassa contará con 10 millones de euros para 2009, frente a los 13 de 2007 (de los que se ejecutaron 10,27), repartidos entre obra asistencial, cultura, formación y medio ambiente, explicó Astals.