Economía/Finanzas.- CC.OO. exige a Aguirre que la nueva ley de Cajas de Madrid no tenga carácter retroactivo

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) El secretario general de CC.OO. en Madrid, Javier López, expuso ayer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, las condiciones del sindicato para avenirse a un acuerdo que ponga fin a la inestabilidad institucional de Caja Madrid, entre las que figura la aceptación de la no retroactividad de la nueva Ley de Cajas de la Comunidad y terminar el actual proceso electoral que se lleva a cabo en la entidad con la Ley de 2003. Se trata de uno de los 11 requisitos planteados por CC.OO. a Aguirre, entre los que figura también la retirada de los expedientes al nuevo presidente de la Comisión de Control, Fernando Serrano, y a Juan Gómez Castañeda, representante de la candidatura mixta IU-CCOO, así como la regularización del funcionamiento de este órgano y la reunión de sus 13 miembros. CC.OO. no pondría objeciones a la aplicación de la nueva Ley de Cajas si se aplican una serie de modificaciones de cara a los procesos electorales posteriores, como el reparto "proporcional" de los consejeros correspondientes a la entidad fundadora entre los diferentes sectores de la asamblea, sin exclusiones. También exige la eliminación del criterio de la ponderación de fondos para el reparto de consejeros de corporaciones municipales e impositores, el mantenimiento de la competencia de propuesta del consejo de administración y de aprobación por la asamblea de Caja Madrid de las entidades representativas y la no exclusión del voto por la asamblea de las entidades representativas. Asimismo, reclama el mantenimiento de los mínimos actuales de 10 anotaciones en cuenta y 180 euros como requisitos para poder formar parte del listado de impositores con derecho a voto, además de la eliminación de la condición de alcanzar un 5% mínimo en cada circunscripción para la elección de consejeros por el sector de impositores. ELEVAR AL 50% EL MÁXIMO DE CONSEJEROS DE UN AYUNTAMIENTO. También pide que se eleve el máximo de consejeros del sector de corporaciones locales por parte de un ayuntamiento al 50% y el respeto a los criterios de "proporcionalidad y representatividad" en los órganos de dirección, de acuerdo con la presencia real en los diversos sectores de la asamblea general, como base para un acuerdo de composición de consejo de administración y comisión de control. Fuentes de Comfia-CC.OO. consultadas por Europa Press dejaron claro que la única posibilidad de que se alcance un acuerdo radica en que la Comunidad de Madrid elimine "las claras materias institucionales" que contiene la nueva Ley, y exigieron al Gobierno regional que no contravenga lo que la asamblea de la caja, como órgano soberano de la entidad, ha decidido. Además, señalaron que la Comunidad debe respetar las reglas y el proceso electoral tal y como se ha iniciado. La asamblea general de Caja Madrid rechazó el lunes por mayoría, con 57 votos en contra, el proyecto de estatutos y reglamento electoral remitido por la Asamblea de Madrid, al considerar que la nueva norma no respeta los principios de representatividad e igualdad de todos los sectores presentes en dicho órgano.