Economía.- Gómez apuesta por una presidencia "técnica" en Caja Madrid y dice que en la entidad hay personas preparadas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, apostó hoy por una presidencia en Caja Madrid con un perfil "técnico" alejada de los conflictos políticos, y señaló que dentro de la propia entidad "hay hombres y mujeres" preparados para ocupar este cargo, actualmente ostentado por Miguel Blesa. En rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva socialista, Gómez criticó la actuación de Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón en el seno de la entidad, y señaló que el PSOE defiende una Caja Madrid que "esté al margen de los debates y las interferencias políticas". Por ello, señaló que los socialistas lanzarán una propuesta para que la presidencia de Caja Madrid tenga un perfil "técnico" y alejado de los "avatares políticos y de las luchas e intereses políticos y personales", que es, en su opinión, lo que está ocurriendo en estos momentos. Destacó que Caja Madrid es una entidad "grande" y con "muchísimos profesionales que prestan un servicio en su seno interno", por lo que están convencidos de que "hay hombres y mujeres suficientemente formados, con experiencia suficiente y bien conocedores del sistema financiero español dentro de la propia entidad para poder presidir Caja Madrid". "No puede ser una moneda de cambio entre Esperanza Aguirre y (Mariano) Rajoy, y no puede convertirse en el ring de combate entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón", denunció Gómez, quien añadió que los madrileños "esperan y exigen" préstamos hipotecarios, y lo que no necesitan es una entidad "que no sea capaz de articular todo su potencial al cien por cien porque está más ocupada de las guerras internas". AGUIRRE DEBILITADA EN LA ASAMBLEA Para el socialista madrileño, el resultado de la Asamblea General de Caja Madrid celebrada ayer, que votó en contra de los nuevos Estatutos y el Reglamento de la entidad, Aguirre "ha vuelto a sufrir una importante derrota" y está, en términos políticos, "cada día más débil". "Está cada día más desacreditada en el seno interno del PP, y con menos peso", añadió. Según Gómez, ayer se volvió a evidenciar "esa guerra interna sin precedentes, una guerra de guerrillas sin cuartel que mantienen los dos dirigentes de la Comunidad de Madrid", en referencia a Gallardón y Aguirre, que, a juicio del socialista, "se muestra incapaz de gobernar en la Comunidad de Madrid, de gobernar en Caja Madrid, e incapaz de sacar a la entidad adelante de esta crisis en la que le ha sumergido ella y el PP". Por eso, Gómez hizo un llamamiento "a la responsabilidad" y volvió a exigirle al presidente del PP, Mariano Rajoy, como máxima autoridad interna de su partido que "ponga órdenes en sus filas en Caja Madrid y no vuelva a dar un espectáculo tan lamentable" como el que, en su opinión, se dio ayer cuando ninguno de los populares, ni los 'aguirristas' ni los 'gallardonistas' intervinieron en la reunión para no hacer públicas sus diferencias. Precisamente, a este punto se refirió Gómez, puesto que los populares no se manifestaron por orden expresa de Rajoy. "No somos como el PP, que ayer impidió que sus militantes hablasen de la Asamblea de Caja Madrid", espetó el socialista, quien aseguró que su partido "nunca impide a un militante expresar su opinión públicamente". De esta manera también se refería a la posible "desobediencia" de algún miembro de las filas socialistas en la Asamblea que se desvinculó de la orden oficial del partido a la hora de votar: la abstención. A pesar de que había 70 votos para los socialistas, sólo salieron en blanco un total de 51. Estos resultados dan a entender que alguno se decantó por votar en contra, algo de lo que duda el propio secretario general que aseguró que no tiene "constancia" de ello y que si hubo menos votos en blanco es porque no todo el mundo acudió a la reunión a votar los textos por problemas de agenda. "La posición del PSOE es altamente compartida por la inmensa mayoría de los militantes y de las personas que representan al partido", manifestó Gómez, al tiempo que recalcó que cuando los socialistas no comparten una decisión, "la debaten", como ocurrió ayer en la reunión previa a la celebración de la Asamblea donde decidieron abstenerse. Así, apuntó en que en dicha reunión todos los consejeros asistieron y nadie manifestó una opinión "disconforme" a la del partido. "Tampoco ha habido posición política conocida que diverja de la posición adoptada por el partido", apostilló el secretario de los socialistas madrileños. Independientemente del "jaleo" de votos, Gómez señaló que con la situación interna que vive la Caja, se está "perdiendo una oportunidad histórica" de liderazgo en el panorama de las Cajas de Ahorros en el conjunto del país. Así se refirió al nuevo mapa financiero en el conjunto del territorio nacional que con movimientos "tiene como objetivo una mayor estabilidad y engrasar toda la maquinaria financiera para salir cuanto antes de la crisis económica que no tiene precedentes". "En esa reordenación de las Cajas de Ahorro, Caja Madrid debería tener un papel de referencia, de liderazgo en ese nuevo mapa de Cajas de Ahorros en el conjunto del país, y está perdiendo su oportunidad histórica y la capacidad de liderazgo que exigen y merecen los madrileños por la irresponsabilidad de Aguirre y Gallardón", concluyó Gómez.