Economía.- UGT aboga por una "fusión" de las cajas de CyL, con Caja España y Caja Duero como "plataforma de salida"

LEÓN, 24 (EUROPA PRESS) La Unión General de Trabajadores (UGT) se manifestó hoy a favor de una "fusión" de las entidades de ahorros de la Comunidad, con Caja España y Caja Duero como "plataforma de salida", aunque precisó que "cuantas más" cajas estén integradas en dicha fusión, "mejor". Así lo expresaron hoy en León los secretarios de las secciones sindicales estatales de UGT en Caja España y Caja Duero, Aníbal Merayo y Antonio Muñoz respectivamente, quienes opinaron que sería un "error" que los consejos de administración de las entidades de ahorros iniciaran procesos de integración o de fusión de cajas sin contar con los trabajadores. Del mismo modo, aseguraron que no hay que "asustarse" ante las integraciones o fusiones de cajas en momentos de crisis económica, ya que las entidades de ahorros han pervivido más de 150 años a pesar de los cambios económicos y de las situaciones complicadas y ya conocen lo que su pone un proceso de fusión. No obstante, afirmaron que este proceso puede prolongarse durante 24 o 36 meses y subrayaron la necesidad de abordarlo de una manera "pausada" y desde el consenso entre las partes implicadas. "Apostamos por fusiones porque es la vía más razonable para solucionar los problemas. Nuestra propuesta es de fusiones porque no queremos alternativas descafeinadas", apostillaron. Al respecto, concretaron que desde el comienzo de las reuniones con la Junta de Castilla y León, UGT se manifestó en contra del denominado Sistema Institucional de Protección (SIP) e incluso colaboró activamente en la paralización del proceso para conseguir la retirada del documento inicial. "MÁS DE LO MISMO""En consecuencia con ello y dada la tendencia actual a recuperar la esencia de aquel primer proyecto, estamos obligados a declarar, una vez más, que no hemos llegado hasta aquí para admitir más de lo mismo. Entendemos que dentro de la actual situación económica es necesario hacer algo que nos permita superar la presente coyuntura, garantizando y fortaleciendo la estabilidad del sistema financiero de manera que el futuro económico de la Comunidad, de las provincias y de las propias cajas salga fortalecido", agregaron. Por este motivo, aseguraron mantener su postura en contra de cualquier proceso de integración mediante un SIP reforzado, ya que "no deja de ser un sucedáneo de fusión con casi ninguna ventaja y muchos inconvenientes". A su juicio, ese planteamiento inicial carece de las "bondades" de una fusión y cultiva las desventajas de un "chiringuito financiero", con autonomía y poder sobre las cajas en las tomas de decisión. "El SIP reforzado vulnera la naturaleza jurídica de las cajas, su autonomía y su independencia. Además de todo lo anterior abre las puertas a su posible privatización en un futuro. Existen otras opciones como la potenciación de la federación de cajas como sociedad central si fuera urgente e imprescindible, aunque hubiera que cambiar la ley autonómica sobre las cajas de ahorro", apuntaron. FUSIONES "PURAS Y DURAS" Al respecto, afirmaron no tener miedo al hablar de fusiones "puras y duras" como la mejor opción que garantice la viabilidad, solvencia y futuro de las entidades y opinaron que la garantía de la presencia de los interlocutores sociales en el proceso negociador es "irrenunciable". Con su presencia, explicaron, se garantizarían los derechos laborales de los trabajadores del sector con un acuerdo y firma de un protocolo laboral previo que contenga unos "mínimos" como el mantenimiento del nivel de empleo actual, la equiparación de las mejores condiciones laborales, que no se "imponga" la movilidad geográfica y un plan de prejubilaciones si estas se produjeran. Por otra parte, se manifestaron a favor de las declaraciones realizadas recientemente por el secretario regional del PSCL, Óscar López y por el vicepresidente segundo de Caja España y secretario provincial del PSOE en León, Francisco Fernández, en las que señalaron que la integración del sistema financiero no es incompatible con fusiones previas. "Podría constituir un primer paso, dentro de la Comunidad, que incluso sirviera posteriormente para explorar distintos caminos en otras comunidades", declararon. "CONFLICTOS SOCIALES" Del mismo modo, garantizaron que si se insiste en iniciativas que puedan vulnerar los derechos de los trabajadores y de los impositores, a quienes "no se está teniendo en cuenta en estos procesos", se generarán "conflictos sociales" en los que se puede ver inmerso el sector en la Comunidad y que se trasladarían a las asambleas de las cajas, por lo que aseveraron que estarán "vigilantes" en este sentido. "No hemos pasado, no pasamos y no pasaremos por ninguna decisión que no sea negociada y consensuada con los agentes sociales, porque estamos hartos de que algunos políticos jueguen con nuestros puestos de trabajo y solamente piensen en seguir manteniendo sus poltronas en vez de ejercer la labor de protectorado a la que se deberían ajustar en cumplimiento de la ley y la razón", concluyeron.