El 80% de los consumidores desconoce que el 1 de julio se liberalizará la tarifa de la luz


El 1 de julio todo cambiará en el mercado eléctrico. El Ministerio de Industria publicó hoy la nueva metodología para el cálculo por parte de las compañías eléctricas de la factura mensual de la luz, que parte de una lectura bimestral de los contadores y de que uno de los meses el recibo se emitirá sobre estimaciones de consumo. La publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del nuevo método tiene como objetivo establecer de forma unívoca la estimación del recibo de la luz y acabar con los problemas que generó a comienzos de año la entrada en funcionamiento de la factura mensual.

En la disposición publicada hoy, que entrará en vigor con la Tarifa de Último Recurso (TUR), el próximo 1 de julio, se establece una decena de fórmulas para el correcto cálculo de la factura estimada en los meses en los que no haya lectura real. Entre los cambios impulsados por Industria, figura el de que en el primer mes se facture conforme a estimaciones a partir del consumo real del mismo mes del ejercicio anterior, dividido entre el número de días de aquel mes y multiplicado por el número de días de la actual facturación. Si no se dispone del dato del año anterior, se recurrirá al promedio disponible.

Desconocimiento y desinformación entre los consumidores

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu) advirtió hoy de que el 80% de los consumidores desconoce que el próximo 1 de julio se liberalizará el sector energético, la que obligará a contratar los servicios eléctricos a través de comercializadores y no directamente con el suministrador, como ocurría hasta ahora. Según un estudio realizado sobre una muestra de 1.200 familias, la asociación de consumidores denunció la “falta de información” sobre la nueva situación en el mercado energético, como muestra que siete de cada diez entrevistados manifieste no haber recibido ningún tipo de información al respecto.

Con la aplicación de la Ley 27/2007, los ciudadanos deberán elegir entre distintos comercializadores, que ofertaran el suministro eléctrico a partir de la Tarifa de Último Recurso (TUR), precio máximo que establecerá el Ministerio de Industria para el mercado libre. Así, a poco más de un mes para que el Real Decreto entre en vigor, Ceaccu instó al titular de Industria, Miguel Sebastián, a fijar una TUR, ya que, según la organización, se priva al consumidor del “derecho a elegir” entre los mejores precios, por lo que aconsejan “no precipitarse” en contratar un comercializador.

Según explica Ceaccu, en el vigente mercado liberalizado los consumidores pueden suscribir los siguientes tipos de contratos de suministro:

1- Contrato de Suministro “a tarifa” a precios regulados por la Administración con un comercializador o con un distribuidor (hasta junio de 2009). 2- Contrato de Suministro “a Tarifa de Acceso” (o ATR) con un comercializador al precio pactado entre éste y el consumidor. 3- Contrato de Suministro “a tarifa de último recuso” con un Suministrador de Último Recurso (a partir de julio de 2009), a los precios máximos establecidos por la Administración.

A partir del 1 de julio, la electricidad será suministrada a los consumidores en exclusiva por empresas comercializadoras. Esto significa que antes de esa fecha, más de 22 de millones de consumidores se verán en la obligación de elegir el comercializador que deseen que les preste este servicio, aunque fuentes del sector aseguran que el cliente no debe de hacer ningún trámite para seguir recibiendo servicio y, simplemente, el suministrador se convierte en comercializador.