El Banco de España no descarta ninguna opción pero asegura que la liquidación "es la más remota", según sindicatos

Apuntan que la semana que viene se conocerán las cuentas y que la renovación del Comité de Dirección es una "medida provisional"

CUENCA, 23 (EUROPA PRESS)

Los administradores del Banco de España trasladaron hoy a los sindicatos UGT, CCOO, CSI-F y CSICA, tras una reunión mantenida entre todos en la sede social de Cuenca, que no descartan ninguna solución para reflotar Caja Castilla La Mancha (CCM) pero aseguraron que la liquidación "es la más remota" y estaría prácticamente descartada por su coste y "porque sería un mal precedente".

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la federación de servicios financieros y administrativos de CCOO de Castilla-La Mancha, Fernando Botica, explicó que lo más probable es que la próxima semana se dé a conocer la cuenta de resultados de 2008 y confió en que este hecho no produzca un "nuevo episodio de alarma y tensión" y una "nueva oleada de retirada de depósitos".

Los administradores del Banco de España que se han hecho cargo de la entidad tras la intervención del pasado 29 de marzo dejaron claro que los resultados que se dén a conocer "son consecuencia del pasado" y que a ellos les "interesa el futuro" y recuperar la caja "sin que suponga ningún coste para el contribuyente".

Los sindicatos aprovecharon el encuentro con los administradores para trasladarles la "alarma y la indignación" de los trabajadores por haber renovado al Comité de Dirección. Sin embargo, los nuevos gestores de la entidad explicaron que se trata de nombramientos "provisionales" y "que están buscando profesionales en el sector".

Los sindicatos entienden que los trabajadores son "cómplices necesarios" en la recuperación de la caja y que sería un "error" que los administradores no contaran con ellos en el proceso. "Para que la complicidad pueda existir y estas medidas se puedan dirigir mejor nos tienen que tener en cuenta", aseveró Botica.

SEGUIRÁN PIDIENDO CESES

A los representantes de los trabajadores no les convence esta medida y por ello seguirán pidiendo el cese de los altos cargos de la entidad castellano-manchega, tal y como apuntaban esta semana en una circular interna a los trabajadores. Por otro lado, han comunicado a los administradores que la situación es "insostenible" y que es necesario la contratación de 150 personas de cara al verano.

Finalmente, Botica ensalzó el comportamiento que han tenido durante todo este tiempo los clientes de la caja. Así, recalcó que es "admirable" que una entidad que durante quince meses ha soportado una turbulencia tan "virulenta" siga existiendo. Asimismo, agradeció la actitud de los clientes y la capacidad de trabajo de los empleados.

Los representantes de los trabajadores de Caja Castilla La Mancha se reunirán con toda probabilidad la semana que viene con el nuevo director general de Caja Castilla La Mancha (CCM), Gorka Barrondo Agudín, que asumió este nuevo puesto la semana pasada tras el cese de Ildefonso Ortega.