El Consell adjudica los 200 millones de euros de su Línea IVF Circulante 2009 para inyectar liquidez a pymes y autónomos

Las entidades financieras destacan el acierto de la medida porque facilitará la "supervivencia" de muchas empresas y puestos de trabajo

VALENCIA, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y conseller de Economia, Gerardo Camps, firmó hoy la adjudicación a distintas entidades financieras de los 200 millones de euros con que está dotada la nueva Línea IVF Circulante, con la que pretende inyectar liquidez a las pymes, autónomos y microempresas de la Comunitat Valenciana.

Esta línea fue creada el pasado año, junto con las destinadas a inversión de micropymes y renovación de flota, y agotó los 150 millones de euros con los que estaba dotada en un plazo de seis meses, después de conceder ayudas a 1.000 empresas, por lo que este año decidieron concentrar todos los recursos previstos para las Líneas IVF en la dedicada al circulante.

La firma de los distintos acuerdos con los máximos representantes de las entidades colaboradoras para la adjudicación de fondos tuvo lugar hoy en un acto presidido por el jefe del Consell, Francisco Camps, quien hizo hincapié en el "éxito" cosechado en la anterior convocatoria. "Por eso renovamos, las demás líneas continúan también su camino y seguiremos renovando en función de la necesidad", dijo.

En concreto, adjudicaron 108,92 millones de euros a la Federación de Cajas de Ahorros; 63,34 a Bancaja; 43,58 a CAM; 26,63 a la Federación de Cajas Rurales; 23,29 a Banco de Valencia; 17,18 a Banco Santander; 16 a Ruralcaja; 11,5 a Banco Popular; 6,61 a Banco Sabadell; 5,88 a Caja de Ahorros de Murcia; 4,13 a Caja Campo; 2,5 a C.R. Central Orihuela; y dos millones de euros a Caixa Ontinyent, C.R. Central Torrent y Credit Valencia Caja Rural.

Francisco Camps destacó que la Generalitat ha movilizado 1.805 millones de euros, lo que supuso una inversión inducida de 2.100 millones. De esta cantidad, 1.150 millones corresponden a la liquidez generada por el Plan Especial de Apoyo Financiero a las Empresas de la Comunitat, previsto en el Plan Confianza, otros 600 al Plan de Apoyo Financiero a las Empresas incluido en el Plan de Impulso de la Economía Valenciana, y el resto, a la actividad normal del IVF.

En 2009, podrán beneficiarse de estas ayudas, de hasta un millón de euros, los autónomos y empresas con menos de 250 trabajadores que así lo soliciten en cualquiera de las oficinas de las entidades financieras colaboradoras, quienes disfrutarán además de condiciones preferentes como un plazo de cinco años, un año de carencia y un tipo de interés menor al 5 por ciento --por el bajo nivel del euribor y un diferencial menor incluso que el otorgado por el ICO--.

Camps valoró el apoyo recibido por parte de las entidades financieras colaboradoras, que repiten por segundo año consecutivo, y les agradeció su aportación en forma de "soporte, profesionalidad, capilaridad y cercanía de trato".

El presidente de la Generalitat se congratuló asimismo de contar con la "confianza" de las entidades financieras y ratificó su intención de avanzar "juntos" para "seguir apostando por las iniciativas puestas en marcha y seguir apostando por el diálogo que permita encontrar nuevas iniciativas" que impulsen la economía de la Comunitat, sustentada en pymes y autónomos.

LA MEDIDA "MÁS OPORTUNA Y NECESARIA"

Por su parte, el presidente de Bancaja, José Luis Olivas, que habló en representación de todas las entidades, resaltó el "gran acierto" que supuso la creación de esta línea y aplaudió la renovación de esta iniciativa por considerarla "la más oportuna y la más necesaria".

"Se va a facilitar a muchas empresas su supervivencia y a muchos miles de trabajadores que puedan mantener su puesto", subrayó Olivas, quien garantizó que empezarán a ofertar los créditos "inmediatamente" después de contar con los fondos.

Hizo hincapié además en la labor de las entidades financieras como "intermediarios" a la hora de proveer a las empresas de los recursos obtenidos de los mercados, administraciones o de sus propios clientes, y resaltó las beneficiosas condiciones en que se conceden los fondos de esta línea IVF, "con un plazo y periodo de carencia razonables, y a precios a los que no podrían acceder las empresas si no contaran con el apoyo de la Generalitat".