El futuro presidente de BBK defiende "revisar" la participación financiera en Banco Guipuzcoano

Apuesta por centrarse en que BBK sea "la caja más solvente" y, aunque cree que habrá fusión, rechaza que se deba hacer "a todo correr"

BILBAO, 31 (EUROPA PRESS)

El futuro presidente de BBK, Mario Fernández, apuesta por revisar la participación financiera de la caja vizcaína en el Banco Guipuzcoano, donde cuenta con el 15 por ciento de las acciones. Por otra parte, defiende que el objetivo de la entidad vizcaína es mantenerse como la "caja más solvente" y, aunque cree que habrá finalmente fusión de las cajas vascas, rechaza que se deba hacer "a todo correr".

En una entrevista a Estrategia Empresarial recogida por Europa Press, destaca que las participaciones industriales, así como la Obra Social, forman parte del "ADN de la BBK".

En este sentido, señala que las participaciones, "además de su rentabilidad puramente financiera", deben ayudar a "anclar estas empresas en el tejido empresarial vasco y crear riqueza en Euskadi".

Fernández apuesta por contar con una cartera industrial "amplia y selectiva" y, sobre todo, "ahora en tiempos de crisis", aunque muestra dudas sobre estar presente en el capital de organizaciones en las que no se cuenta con representación en su consejo de administración como sucede en el Banco Guipuzcoano, donde BBK tiene el 15 por ciento de las acciones.

"Quiero revisar ese modelo, aunque entiendo que en el Guipuzcoano vamos de la mano de Kutxa. Dudo mucho que la foto actual tenga un interés fundamental para BBK", agrega.

"BROTES VERDES POR NINGUNA PARTE"

Por otra parte, sobre la actual coyuntura económica, Fernández afirma que no advierte brotes verdes "por ninguna parte", y, por tanto, se muestra "pesimista", ya que, a su juicio, no cree que haya "cambiado nada porque la crisis económica llega como consecuencia de la crisis financiera y ésta dista mucho de estar resuelta".

En este sentido, asegura que, todavía, hay activos "tóxicos que lucen en los balances". "Y si lucen en los balances, con activos que no valen nada, debe haber todavía un ajuste pendiente de realizar. La mejor prueba es que el interbancario casi no existe y la única explicación es que no se fían de la contraparte. No habrá una solución a la crisis económica hasta que no se resuelva el tema bancario", añade.

En la actual coyuntura, defiende que las entidades de créditos lo primero que tienen que hacer es "garantizar su propia solvencia" ya que, si no se puede producir "un grave problema". Fernández añade que, sin entidades financieras fuertes, el modelo económico "no funciona, por lo menos a corto plazo".

Asimismo, destaca que la morosidad sigue vinculada "al famoso tema del ladrillo" y advierte de que, si se mantiene la crisis y la situación financiera de las empresas sigue deteriorándose, la morosidad "puede dar un salto". Por ello, cree que 2010 va a ser "peor" para el conjunto de las entidades financieras.

No obstante, añade que, en el caso de BBK, las cifras y ratios son "modélicas", tanto desde el punto de vista de morosidad, como de solvencia, situándose la caja como "la primera del sistema financiero".

"Esto es compatible, con que BBK haya sido de las que más ha tratado de ayudar a las familias y las empresas con nuevos créditos. Veo una excelente posición de partida para BBK. Se ha hecho un excelente trabajo", asegura.

FUSIÓN

En relación al debate sobre la fusión de las cajas vascas, asegura que, en todas las actividades, pero "más en el mundo financiero", el tamaño "es importante". Sin embargo, añade que no se puede "tener permanentemente a una organización con Plan A, Plan B y Plan C". En este sentido, afirma que la crisis es "lo suficientemente grave" para no "distraer" a las organizaciones porque "eso genera incertidumbre".

Por ello, se muestra partidario de mandar un mensaje "claro" de centrarse en llegar al verano de 2010 "en las mejores condiciones de solvencia en términos relativos del sistema financiero".

"Entonces nos podremos sentar en la mesa, con total tranquilidad y a ser posible sin retransmisión en directo, y miramos qué es lo que hay que hacer y cómo conviene hacerlo. Por otro lado, las fusiones son un procedimiento técnico. Aunque es obvio que existen otros componentes de carácter político que hace todavía más laborioso y difícil el proceso. Con la profundidad de la crisis, ¿es lo mejor abrir la caja de Pandora, generando incertidumbre dentro y transformando un tema que debiera ser técnico en un tema semipolítico? Pues tengo serias dudas", indica.

Sin embargo, se muestra convencido de que habrá que hacer la fusión porque la dimensión es importante y en Euskadi se podría hacer esta operación con tres entidades "muy solventes". Fernández añade que discrepa sobre "que haya que hacerlo a todo correr".

En relación al actual modelo financiero, cree que es necesario cambiarlo para "dar confianza". "Es necesario cambiar el modelo de la 'no regulación' o de autorregulación con pseudo consejeros independientes que se ha revelado y fracaso y en cuanto ha habido un gran problema todo ha saltado por los aires".

En este sentido, se muestra partidario de una regulación financiera "mediante leyes, no mediante reglamentos porque eso no ha funcionado". Por último, reclama al Banco de España que evite las especulaciones sobre posibles intervenciones y que, "si lo tiene claro, que diga los nombres".