El Gobierno británico busca compradores para sus participaciones en los bancos

LONDRES, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno británico está buscando compradores para sus participaciones en las entidades financieras seminacionalizadas como consecuencia de la crisis financiera con el objetivo de reavivar la confianza del mercado bursátil en el sector financiero, según informa hoy la prensa local.

Concretamente, el 'Financial Times' publica hoy, citando a fuentes cercanas al proceso, que UK Financial Investments (UKFI), sociedad que gestiona la participación estatal del 43,5% en el banco Lloyd's y la del 70% en Royal Bank of Scotland, podría comenzar a vender paquetes de títulos en ambos bancos en el plazo de un año.

UKFI ha tenido "sustanciales contactos" con potenciales inversores, entre los que se encuentran instituciones británicas y organizaciones foráneas, como fondos de fortunas, para evaluar su interés en la adquisición de estas participaciones.

Según las mismas fuentes, numerosos inversores y expertos creen, que una vez asumidas las pérdidas, los bancos tendrán un poder "formidable" para generar ingresos.

Numerosos inversores institucionales han vendido en los últimos meses su participación en RBS y Lloyd's, y UFKI quiere ahora que vuelvan a ser accionistas del banco, aunque tampoco pierden de vista al inversor minorista, agrega la fuente.

La misma fuente apuntó que la posibilidad de que el Gobierno británico consiga vender estas participaciones en un año es bastante "poco realista", y cree que tardará en hacerlo entre cinco y seis años.

El Gobierno, que compró la participación en RBS a 65,5 peniques por acción y en Lloyds a 173,3 peniques, respectivamente, no venderá hasta que pueda obtener beneficios con la venta. Los títulos de Lloyds cerraron en 98 peniques en la jornada de ayer, mientras que los de RBS lo hicieron en 41,2 peniques.

Mientras tanto, la entidad Lloyds lanzó ayer una oferta abierta para reemplazar 4.000 millones de acciones preferentes del Gobierno por nuevas acciones ordinarias, una medida que se produce tras el anuncio de la dimisión del presidente del banco, Victor Blank, en medio de la polémica generada por su papel en la criticada adquisición del HBOS el pasado año, que algunos creen que hundió la entidad.

El consejero delegado del banco, Eric Daniels, está también en el punto de mira de algunos accionistas, pero cuenta con el respaldo de la UKFI y de algunos inversores institucionales, que le ven como la persona adecuada para gestionar la complicada integración con el HBOS.

El gobernador del Bank of England, Mervyng King, cargó ayer nuevamente contra el Gobierno británico, al que acusa de no dar poder suficiente al banco central en la ley de bancos para haber intervenido a tiempo en las entidades con problemas.