El Gobierno portugués desbloquea 4.000 millones para que los bancos puedan recapitalizarse

LISBOA, 7 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

El Gobierno portugués aprobó hoy el desbloqueo de 4.000 millones de euros para que los bancos puedan recapitalizarse, aunque ha impuesto a las instituciones financieras condiciones sobre la remuneración de los administradores.

El ministro de Finanzas, Teixeira dos Santos, firmó la orden que permite ejecutar la ley del 24 de noviembre de 2008, que establece las medidas de refuerzo de la solidez financiera de las instituciones de crédito. En total están disponibles 4.000 millones de euros.

Sin embargo, el Gobierno establece una serie de condiciones para poder acceder a ellos. Así, prevé límites máximos en las remuneraciones del conjunto de los miembros de los órganos de administración y fiscalización de las instituciones de crédito capitalizadas".

Los bancos que quieran participar en el programa deben presentar una descripción detallada de lo que prevén hacer con dichos fondos públicos, así como "la contribución de la institución de crédito a la financiación de la economía, en particular a la de las familias y de las pequeñas y medianas empresas", indica el comunicado del Ministerio de Finanzas.

También está establecido que los bancos que quieran usar los 4.000 millones de euros deben reforzar el capital hasta obtener el ratio mínimo de capital recomendado por el Banco de Portugal, del 8%, y deben hacerlo hasta el último día de 2009.

La orden establece que en materia de remuneraciones, la asamblea general del banco pasará a tener 'algo que decir' sobre la política de remuneración de los órganos de gobierno, y la distribución de la mitad del componente variable de la remuneración quedará sujeta a la aprobación de los accionistas.

Esta decisión llega en un momento en el que el Banco Privado Portugués (PPP), nacionalizado por el Gobierno, ya entregó al Banco de Portugal su plan de recuperación, que, según la prensa económica lusa, prevé una inyección de 150 millones de euros en el capital del banco.