El grupo ruso DST entra en el accionariado de Facebook


Digital Sky Technologies (DST), liderado por Yuri Milner y Gregory Finger, ha cerrado su entrada en el capital de Facebook por 200 millones de dólares, que le harán dueño del 1,96% de las acciones preferentes, según confirmó la red social en un comunicado. Con esta participación, el valor del 100% de la compañía se sitúa en 10.000 millones, un 33% por debajo de lo que pagó Microsoft a finales de 2007 por un 1,6% del capital.

Como parte del acuerdo, DST dará liquidez a las opciones sobre acciones de los empleados y recomprará títulos por valor de hasta 100 millones de dólares más. La inversión tendrá derechos económicos, pero no políticos ni de voto, ni tampoco se sentará en el consejo de administración de la mayor red social del mundo con 200 millones de usuarios registrados.

“Esta inversión demuestra el actual éxito de Facebook en la creación de una red mundial para que la gente de comparta y conecte (…) Hemos trabajado duro para traer más de 200 millones de personas -el 70% de fuera de los EEUU- a Facebook para compartir con amigos, familiares y compañeros de trabajo (…) Unas cuantas empresas se acercaron a nosotros, pero DST destacó debido a la perspectiva global que aportan, respaldada por el impresionante crecimiento y logros financieros de sus inversiones en Internet. Estamos ansiosos de trabajar con el equipo de DST”, explicó Marck Zuckerberg, cofundador y consejero delegado de Facebook.

DST es dueño, entre otras compañías, de mail.ru, uno de los principales proveedores de correo en Rusia. Además, entre sus participadas se encuentra la red social Forticom, el productor de videojuegos Astrum Online, el operador de pagos electrónicos OE Investments, la firma de cazatalentos HeadHunter.ru y CED, una plataforma de comercio electrónico.

Más profesional

El vertiginoso crecimiento de la red social, que alcanza ya a más de 200 millones de usuarios en todo el planeta, según sus cifras, le ha llevado a profesionalizar también sus órganos de gobierno, si bien, no todos los inversores que han metido dinero en los últimos años (más de 400 millones de dólares desde 2005) tienen derecho a sentarse en el consejo de administración. Microsoft, de hecho, no está allí. DST, tampoco.

El último en llegar fue Donald Graham, consejero delegado de The Washington Post, así como varios de los inversores fundacionales de Facebook, como Peter Thiel, que pagó los primeros pasos de la red social con 500.000 dólares en el año 2005). También está Marc Andreessen, cofundador de los navegadores Mosaic y Nestcape, así como Jim Breyer, del fondo de capital riesgo Accel Partners.