El nuevo director general está perfilando un plan de racionalización para mejorar la rentabilidad de la caja

TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS)

El nuevo director general de Caja Castilla La Mancha (CCM), Gorka Barrondo Agudín, trasladó a los sindicatos UGT, CCOO, CSI-F y CSICA, tras una reunión mantenida el lunes en Madrid, que el futuro de la Caja no está escrito y que su principal objetivo es elaborar un plan para recuperar los recursos que se han ido, captar pasivos, y reducir la morosidad y los gastos para mejorar la rentabilidad de la entidad.

En declaraciones a Europa Press, fuentes asistentes a la reunión explicaron a Europa Press que el director general de la entidad se ha comprometido a presentar un plan de racionalización en los próximos días, ya que su principal preocupación es que los clientes vuelvan a confiar en la entidad y vuelva a ingresar sus depósitos.

Las citadas fuentes insisten en que CCM es un proyecto empresarial de futuro y aseguró que "gran parte de nuestro futuro depende de nosotros". A pesar de que los sindicatos mostraron su desacuerdo con el actual organigrama de la Caja, el nuevo director mantuvo un tono "conciliador" y pidió a los sindicatos un "margen de confianza" ya que "tiene que jugar el partido con los jugadores que tiene".

El nuevo director se comprometió con los representantes de los trabajadores a buscar en la "cantera" profesionales con experiencia y les explicó que "no se puede producir un vacío de poder en la Caja". La reunión transcurrió en la misma línea que la mantenida con los administradores, y en ella ofrecieron colaboración para sacar adelante la entidad.

En este sentido, los sindicatos pidieron a Gorka Barrondo que si decide abordar una reestructuración de la red de oficinas, tal y como algunos medios han informado, cuente con ellos y se lleve a cabo con la máxima "transparencia". Además, el nuevo director les aseguró que el futuro de la entidad no está escrito y que la liquidación sería la última opción que el Banco de España barajaría.