El Popular cerrará hasta 300 sucursales en 2009 y 2010 para reducir costes y ganar en eficiencia

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado del Popular, Roberto Higuera, anunció hoy que el banco cerrará hasta 300 sucursales durante este año y el siguiente para avanzar en la reducción de costes y ganar en eficiencia, anticipándose a las recomendaciones realizadas por el Banco de España sobre la necesidad de depurar el exceso de capacidad instalada para superar la crisis.

En la rueda de prensa para presentar los resultados trimestrales del Popular, Higuera puntualizó que el banco ha eliminado 70 oficinas durante el primer trimestre de 2009 y prevé cerrar un total de 150 sucursales tanto este año como en 2010. Además, pronosticó que el resto de bancos tendrán que seguir la senda dibujada por la institución que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Sobre la repercusión del cierre de sucursales sobre el empleo, Higuera dijo que la disminución del número de trabajadores será "vegetativa", ya que el objetivo del Popular es defender el empleo estable, por lo que incidirá en eliminar las contrataciones temporales, como la campaña de verano, y no repondrá las bajas que se produzcan.

Higuera puntualizó que el cierre de 70 oficinas ha supuesto una reducción de 114 empleados, pero eludió pronosticar cuántos trabajadores se podrían ver afectados por el cierre de 300 oficinas en dos años. "Trasladamos los empleados y los clientes y mejoramos la calidad del servicio", respondió ante las insistentes preguntas sobre cómo reducirá el Popular su plantilla.