El presidente de Caja Guadalajara muestra su satisfacción por la venta de la sede de la entidad financiera a la Junta

GUADALAJARA, 12 (EUROPA PRESS) El presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, aseguró hoy que está "muy satisfecho" con la venta que se ha hecho de la actual sede de la entidad financiera a la Junta y manifestó que la operación se hizo con pleno conocimiento del Consejo de Administración de la Caja y con la anuencia de tasadores independientes. En rueda de prensa, Ros aseguró que se sintió "sorprendido, disgustado y cabreado" por las críticas que se había hecho de la citada venta desde las filas del Partido Popular y se preguntó sobre lo que podría haber ocurrido "si en vez de venderle el edificio a la Junta para seguir dando vida al centro de la ciudad, la operación se hubiera realizado con algún particular". Ros también negó "rotundamente" que las negociaciones se hubiesen llevado a cabo con secretismo "porque se ha cumplido escrupulosamente" la obligación de informar al Consejo de Administración y a la Comisión de Control. De todos modos recordó que "es ilegal" divulgar lo que se debate en el Consejo de Administración y se quejó de que a Caja Guadalajara se le critiquen acciones "que otras entidades hacen a cada momento sin que a nadie le llame la atención". Por otra parte, salió al paso de las informaciones que han relacionando el primer cobro por la venta del edificio con la adquisición de acciones del Grupo Afirma. Según explicó Ros, la mencionada operación "estaba perfectamente ajustada a la Ley y es habitual en los movimientos del mercado financiero". Concretamente, explicó que consistió en cambiar un crédito por acciones, lo "que sirvió, además, para ayudar a una empresa directamente relacionada con Guadalajara como se nos está demandando continuamente, concluyó.