El recinto de Ranillas de la Expo 2008 inicia la II fase de venta de espacios, dirigida a las Pymes

ZARAGOZA, 15 (EUROPA PRESS)

El recinto de Ranillas, que albergó la Exposición Internacional Zaragoza 2008, inicia la segunda fase de comercialización de los espacios más pequeños dirigida a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) después de que ya se realizara la primera fase de venta durante la celebración de la Expo para convertirlo en un parque empresarial.

Para favorecer la venta de estos espacios el presidente de Expo Zaragoza Empresarial, Roque Gistau, ha suscrito un convenio de colaboración que tendrá un año de vigencia con el presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón y Soria (COAPI), José Manuel Vallés.

En Aragón hay unos 300 Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) que se dedicarán a captar clientes no sólo en la Comunidad autónoma sino que la intención es poder contar con la colaboración de los 6.000 Agentes distribuidos por todo el territorio nacional.

En rueda de prensa, Gistau explicó que este acuerdo ayudará a comercializar algo más de la mitad de los edificios pendientes de venta y que se dirige a "clientes de otro tipo". Vallés precisó que el mejor perfil de cliente para esta fase son las Pymes porque "generan empleo y no dan problemas en el futuro. La mejor opción es la empresa de tipo medio".

Ambos reconocieron que dada la situación de crisis económica se trata de un "momento difícil" pero este proyecto de comercialización "se puede atemperar al ritmo de demanda del mercado", dijo Gistau para añadir que en la adecuación de los edificios que albergaron los pabellones "vamos a trabajar sobre pedido".

Vallés recordó que aunque la crisis económica hace que el proceso vaya más despacio "somos optimistas y hay que transmitir confianza ante este proyecto en el que están implicadas las administraciones públicas y animará a las empresas a instalar sus despachos en Expo Zaragoza Empresarial".

El mínimo de superficie que se pone a la venta son cien metros cuadrados y aunque hay una unidad arquitectónica algunas empresas prefieren que el interior se les entregue sin acabar para ellos instalar el suelo técnico o los falsos techos y la división interna con mamparas.

El precio es fijo "porque es una empresa pública" precisó Gistau aunque varía según la ubicación y la altura del edificio". Respecto a posibles plazos para terminar la comercialización de todos los edificios del recinto de Ranillas Gistau reconoció que "es un tema complicado y la perspectiva es poder liquidarlo en cinco años".

El presidente de Expo Zaragoza Empresarial incidió en que "estamos comercializando una pastilla urbana del siglo XXI que será un parque empresarial y un centro de negocios moderno".

Gistau se mostró convencido de que "Ranillas será en diez años el centro de actividad empresarial más importante de Aragón y uno de los más importantes de España, que además tendrá esa rememoración de lo que fue en su origen".