El Santander cree que el modelo alemán de 'banco malo' podría sostener 'entidades zombies' durante 20 años

El Santander cree que el modelo alemán de 'banco malo' podría sostener 'entidades zombies' durante 20 años

El Santander cree que el modelo alemán de 'banco malo' podría sostener 'entidades zombies' durante 20 años

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El Banco Santander cree que la iniciativa alemana de crear un 'banco malo' para limpiar los balances de las entidades, determinar con certeza los requerimientos de capital necesarios en las mismas y recuperar la confianza en el sistema financiero avanza en el "sentido adecuado", pero advierte sobre algunos aspectos menos positivos del modelo a tener en cuenta, como el de ayudar al sostenimiento de 'entidades zombies' durante 20 años.

Tras indicar que el modelo de 'banco malo', que el Ejecutivo alemán aprobó el pasado 13 de mayo, todavía necesita la aprobación del Parlamento germano, por lo que podría verse sometido a cambios, sin embargo, sostiene que tal y como está planteado "puede entorpecer la reestructuración del sector a corto plazo".

De acuerdo con la propuesta, las entidades venderían los activos tóxicos a los vehículos especiales creados especialmente para absorberlos (SPV, 'special purpose vehicle') con un descuento del 10% sobre en valor en libros y pagarían una comisión al Estado.

Asimismo, los SPVs darían a cambio a la entidad bonos con garantía del Estado, elegibles para descontar en las operaciones repo ante el BCE. Una vez el activo pasa al SPV, un tercero, normalmente una auditora, determina su valor fundamental.

En su último Boletín Financiero, el banco cuestiona que la responsabilidad por el riesgo asumido por las entidades "no tiene reflejo directo" en los actuales gestores y accionistas y que asumirán la valoración del tercero, más lo que descuente el mercado, pero que no tiene por qué corresponderse con lo que suceda dentro de 20 años (cuando el SPV vuelve a consolidar en el grupo).

Asimismo, subraya que otro de los retos a los que se enfrenta la propuesta es el de la credibilidad que dé el mercado a la determinación de los valores fundamentales.

El Santander también recuerda que, según la propuesta, las entidades tendrían que dotar provisiones por la diferencia entre el valor en libros, menos las primeras pérdidas, y el valor fundamental determinado por la auditora.

No obstante, resalta aspectos positivos, como que el plan no libera de responsabilidades a las entidades, pero las proporciona tiempo y recursos y no genera 'moral hazard' (riesgo moral), ya que cada entidad asumirá el valor que resulte de sus inversiones en 20 años, tanto en el sentido negativo como en el positivo.

En este último punto, el banco considera que la propuesta alemana es mejor que la británica, en la que las entidades involucradas no participan de los potenciales beneficios. Por ahora, la medida sólo afecta a bancos comerciales, pero su ámbito podría ampliarse próximamente.