Fernández Ordóñez afirma que las remuneraciones amplificaron los desórdenes en el sistema financiero

Fernández Ordóñez afirma que las remuneraciones amplificaron los desórdenes en el sistema financiero

Fernández Ordóñez afirma que las remuneraciones amplificaron los desórdenes en el sistema financiero

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, estima que las remuneraciones de los directivos "pueden haber contribuido a acelerar y amplificar los desórdenes surgidos en el sistema financiero" y aboga por adoptar nuevas medidas contra la exacerbación de los ciclos económicos.

En este sentido, Fernández Ordóñez apunta a la posibilidad de que los bancos centrales e instituciones económicas supervisoras incorporen esquemas de remuneración a las herramientas de que disponen para evitar las "indeseables fluctuaciones cíclicas de la actividad bancaria".

En una conferencia a puerta cerrada celebrada esta semana en Madrid, el gobernador apuntó a la posibilidad de que los responsables de vigilar el sistema financiero participen en el asesoramiento sobre un correcto esquema remunerativo "basado en incentivos y horizontes correctos".

Para Fernández Ordóñez, este asesoramiento podría constituir el adecuado punto de partida desde el que explorar cómo los excesos y los "alineamientos erróneos" de incentivos y de consecución de objetivos pueden haber contribuido a al deterioro del funcionamiento del sistema financiero.

Según el gobernador del instituto emisor español, aunque poco puede hacerse para evitar los ciclos económicos, los bancos centrales y supervisores no deben cobijarse tras esta máxima, ya que "no hay nada más procíclico que un banco mal gestionado".

Así lo pone de manifiesto el hecho de que en tiempos de bonanza algunos bancos incurren en más riesgos de lo razonable a través de una excesiva concesión de crédito con estándares demasiado pobres, mientras que en los malos tiempos reducen drásticamente los préstamos a la economía, avivando la ralentización, alegó.

La responsabilidad de bancos centrales y supervisores es desarrollar acercamientos macro prudenciales y medidas regulatorias adecuadas que ayuden a los bancos a reducir el impacto de los ciclos económicos en el futuro y mitiguen su comportamiento procíclico, sostuvo, en una conferencia sobre la 'Prociclicidad en la actividad bancaria' organizada con el Instituto de Estabilidad Financiera BIS.