Fernández Ordóñez dice que hay que buscar instrumentos para que las cajas puedan elevar recursos de capital

Insiste en que hay que seguir trabajando para encontrar las soluciones menos costosas para atajar los problemas de las entidades

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, insistió hoy, tras su comparecencia en el Congreso de los Diputados, que deben buscarse instrumentos para permitir a las cajas aumentar sus recursos propios igual que a los bancos, y señaló que una de esas medidas podrían ser las cuotas participativas.

"Hay que facilitar la legislación. Hay bases para poder hacerlo a través de cuotas y agilizar esto puede ser una vía", subrayó Fernández Ordóñez en declaraciones a la prensa, donde rehusó contestar a si la medida contemplaría dar derechos políticos a las cuotas. "Pregúnteselo al Gobierno a ver qué es lo que hace", indicó a este respecto.

Durante su comparecencia en el Congreso, el gobernador del Banco de España resaltó que cree necesario facilitar a las cajas instrumentos para aumentar sus recursos propios con la misma facilidad que los bancos, ya que, a su juicio, es fundamental que "se agoten las soluciones privadas antes que pedir recursos públicos al contribuyente".

En este sentido, el gobernador de la institución subrayó que, independientemente de que se respete la naturaleza de las cajas, se debe ir hacia una "convergencia" y que es bueno que tengan una disciplina de mercado.

"Le he dicho al Gobierno que a las cajas se le debe dar la posibilidad de ampliar capital en un momento en el que tenemos un problema", subrayó el gobernador del Banco de España, para volver a pedir moderación en la lucha política en el seno de estas entidades.

LA INTERVENCION ES "CORRECTA".

Durante su comparecencia, el gobernador también defendió, tras las intervenciones de varios grupos parlamentarios, que la intervención de Caja Castilla La Mancha (CCM) ha sido "correcta" porque el objetivo era encontrar una solución lo menos costosa posible, y señaló que el coste para los contribuyentes puede ser cero porque el patrimonio de la caja es positivo.

Ordóñez explicó que en el momento en el que la institución supo que la operación de fusión no se iba a llevar a cabo intervino la caja en cuarenta y ocho horas de manera "impecable".

No obstante, explicó que deben buscarse reestructuraciones privadas que no supongan costes "de ningún tipo", reestructuraciones privadas que requieran ayudas del Fondo de Garantía de Depósitos pero no del sector público y, en último caso, "intervenir".

"Hay que trabajar para lo mejor y prepararse para lo peor y eso es lo que hemos hecho. Hemos trabajado para la fusión pero preparados para lo peor, que no la hubiera", recalcó el gobernador.

En este sentido, subrayó que la institución que dirige no tiene pensado cambiar esta línea de trabajo porque hacerlo puede "costar dinero" y enfatizó que la liquidación debe ser la última de las decisiones. "En este país pueden encontrarse soluciones reestructurando", apostilló.

Asimismo, señaló que si no hubiera habido problemas de liquidez en Caja Castilla La Mancha se seguiría "mareando la perdiz" y buscando alternativas, pero que las disputas políticas deterioraron la situación y había que "cortarlo".

"La alternativa correcta es la fusión, sin duda, y que hay trabajar en esta línea y vamos a seguir haciéndolo. No voy a cambiar la decisión porque haya habido un problema aquí", añadió.

Fernández Ordóñez también recordó, en este sentido, que las entidades españolas se enfrentan a tres problemas principales, la morosidad, la financiación y la reducción del volumen de negocio y que estos retos deben ser resueltos por las propias entidades.

"La reestructuración es inevitable y hay que hacerla con los menores costes posibles para todos y para el sector público", recalcó el gobernador, quien se volvió a mostrar contrario a las recapitalizaciones generalizadas.

SISTEMA ESPAÑOL "SOLVENTE".

El gobernador del Banco de España también hizo especial hincapié en que que el aval del Tesoro no es una inyección sino que está destinado a financiar un problema de liquidez, pero que la caja es solvente porque su patrimonio es positivo y "vale más de lo que debe".

En este sentido, insistió en que hay una "gran diferencia" entre un problema de liquidez y el coste que puede suponer la operación, ya que la intervención tendría coste si la entidad tuviera un patrimonio negativo.

Fernández Ordóñez también defendió que el sistema financiero español es sólido, y que lo es "mucho más" si se compara con otros países, al tiempo que recordó que en España no hay activos tóxicos, sino que los activos preocupantes son los inmobiliarios.

"Nuestro problema es de una crisis tradicional, no la crisis monstruosa que se ha planteado, gracias a que tenemos un sistema fuerte y a que el Banco de España ha sido riguroso y ha impedido que haya activos tóxicos en las entidades españolas", añadió.