Gómez insta a Aguirre que Caja Madrid se gestione por técnicos y no sea un "cementerio de elefantes políticos"

MADRID, 28 (EUROPA PRESS) El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, ofrecerá a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en la próxima reunión que mantendrán la semana que viene sobre Caja Madrid que la entidad sea gestionada por técnicos y profesionales, para evitar que se convierta en "cementerio de elefantes políticos". En declaraciones a Europa Press, Gómez anunció además que invitará a la jefa del Ejecutivo a "dejar la política a un lado" para lograr un gran acuerdo entre todas las fuerzas institucionales, políticas, sindicales y sociales de la región y evitar que se repita una situación " que nunca tenía que haber sucedido". "Mira que tiene años Caja Madrid y nunca había ocurrido nada similar", lamentó. En este sentido, consideró que, tras el recurso presentado por el Gobierno "que significa respeto a la legalidad y al Estado de Derecho", lo que tiene que hacer Aguirre es "modificar la Ley de Cajas en aquellos aspectos que entran en contradicción con la Ley de cajas del país". Gómez destacó la "irresponsabilidad" tanto de Aguirre como del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, que "han escenificado su pelea interna en el PP, en el seno de la cuarta entidad financiera más importante de este país, la segunda caja de ahorros en importancia del conjunto del territorio nacional". La han llevado, dijo, "a esta situación de inseguridad jurídica, en la que Esperanza Aguirre forzó una ley de cajas que el Gobierno de España ha entendido que no se ajusta a la legislación del conjunto del país". "Los madrileños no merecen un gobierno autonómico y municipal que, en vez de velar por los intereses de los madrileños y que Caja Madrid se dedique a prestar dinero a los autónomos, a las pymes, a las familias, para que puedan adquirir viviendas, la han convertido en un campo de batalla de dos facciones de un partido político", lamentó. El líder socialista insistió además que el PSM "siempre ha tenido la misma posición de buscar estabilidad e intentar arrojar responsabilidad donde no la hay, que es en el seno de los gobiernos de Aguirre y Gallardón". Así, explicó que su planteamiento ha sido de "equidistancia y de velar por los intereses de los madrileños y de Caja Madrid", puesto que la entidad está "en condiciones de convertirse en la primera caja del país y está perdiendo una oportunidad histórica precisamente por la guerra fraticida del PP". En este sentido, apuntó que el PSM no está "en absoluto" ni con Aguirre ni Gallardón pues no puede "estar con ninguna de las dos partes que ha generado esta situación de inestabilidad en Caja Madrid". "Siempre hemos estado con la legislación, con el respeto al Estado de Derecho y por la estabilidad", insistió, al tiempo que resaltó que sigue ofreciéndose "para alcanzar estabilidad y un amplio consenso" en la entidad.