González advierte de que tener músculo financiero requiere muchas horas de gimnasio

  • Valladolid, 20 nov (EFE).- Sin prisas y sin pasos en falso encara el nuevo presidente de la Federación de Cajas de Castilla y León, Agustín González, la cooperación financiera regional, donde no percibe que pueda haber una "decisión total" en 2009 y sobre la que advierte que "tener músculo financiero requiere de muchas horas de gimnasio".

González advierte de que tener músculo financiero requiere muchas horas de gimnasio

González advierte de que tener músculo financiero requiere muchas horas de gimnasio

Valladolid, 20 nov (EFE).- Sin prisas y sin pasos en falso encara el nuevo presidente de la Federación de Cajas de Castilla y León, Agustín González, la cooperación financiera regional, donde no percibe que pueda haber una "decisión total" en 2009 y sobre la que advierte que "tener músculo financiero requiere de muchas horas de gimnasio".

El también presidente de Caja Ávila y de la Diputación abulense ocupa desde el pasado viernes la presidencia de la Federación de Cajas de la Comunidad, cargo en el que permanecerá hasta diciembre, en un mandato en el que no cree posibles "decisiones totales" sobre algún proceso de integración aunque si "parciales".

En un desayuno de trabajo con periodistas de Valladolid, González, que se ha sometido a más de cuarenta preguntas, se ha mostrado prudente en cuanto a plazos o modelo de colaboración, desde la premisa de que el rigor debe presidir un trabajo en el que todas las cajas de la Comunidad "deben ir de la mano", lo que no impide que puedan tender puentes entidades como Caja España o Caja Duero para que el resto puedan "agarrarse".

"No se maneja ningún calendario concreto, sí un trabajo riguroso para asegurar el futuro", ha insistido González, que se ha confesado "abierto expresamente a procesos de fortalecimiento que beneficien a las cajas", aunque sin improvisaciones, y ha observado que sin más elementos de juicio no podía posicionarse sobre el resultado final de la cooperación será la integración, la fusión o la consolidación.

A su juicio, cada una de las seis cajas de ahorro de la Comunidad puede subsistir en solitario y no cree necesario mirar hacia otras autonomías a la hora de buscar un mayor fortalecimiento.

En este sentido, ha afirmado que "en ningún caso", "nunca", él ha hablado como presidente de Caja Ávila con Caja Madrid.

Se ha referido el presidente de la Federación de Cajas de Castilla y León a las "presiones" de partidos y Gobierno regional para avanzar en la integración, una urgencia que sintieron en un primer momento y contra la que no supieron "reaccionar", y a la que tuvieron que responder apostando por "un estudio riguroso" para "no caer en el precipicio"·

"Vísteme despacio que tengo prisa", ha resumido González sobre los inicios del proceso de integración de cajas auspiciado por PP y PSOE en la Comunidad, del que González no duda que sea deseable aunque cuestiona "la manera en la que se estaban haciendo las cosas", que no conducía "a un final feliz".

González ha visto con "muy buenos ojos" los pasos datos por Caja España y Caja Duero -con quienes ya ha compartido "largo y tendido mesa y mantel" desde que fuera elegido el pasado viernes- para favorecer la cooperación financiera en la Comunidad, camino que de acertar dejaría "expedito" y aclarado el futuro de las entidades de ahorros de Castilla y León.

En cuanto a la intervención de Caja Castilla-La Mancha, el nuevo responsable de la Federación de Cajas de Castilla y León, que ha defendido la salud de las entidades de ahorros de esta autonomía, ha observado que la "opinión mediática ha hecho mucho daño" y ha producido "alarma" en "impositores", que ha podido "amortiguarse" por la confianza que los ahorradores tienen en "cada una de las cajas".

"Si por decreto se producen matrimonios convenientes o inconvenientes, cada uno tiene su responsabilidad", ha opinado González en cuanto a que la futura reforma de la Ley de Cajas abra el camino a las fusiones de entidades de distintas autonomías.

El presidente de la Federación de Cajas de Castilla y León ha transmitido un mensaje de "tranquilidad" a los clientes de las entidades de ahorros de esta autonomía, y les ha aconsejado que mantengan su confianza en estas instituciones y su personal.

Respecto a una posible despolitización de las direcciones de las cajas, se ha preguntado si están más politizadas por contar con un alcalde elegido democráticamente durante treinta años o por un representante de "otro ente social", que también tendrá sus ideas políticas. "Es muy difícil separar la persona de su actividad política".

González también ha destacado el "trabajo riguroso" de la Fundación Madrigal, que componen las seis cajas de ahorro de Castilla y León y que en 2008 tuvo 1,8 millones de beneficios antes de impuestos, y ha descartado que en 2009 tengan entre sus previsiones desprenderse de su participación en el grupo de alimentación y distribución El Árbol.