La Asamblea General de Caja España aprueba las cuentas de 2008 con un 70 % menos de beneficio

  • León, 18 abr (EFE).- La Asamblea General de Caja España ha aprobado hoy las cuentas del pasado ejercicio económico de 2008, con unos beneficios netos de 44,3 millones de euros, un 70 por ciento menos que en el año anterior.

Caja España ve "con optimismo" los contactos en pro de la integración dentro de Castilla y León

Caja España ve "con optimismo" los contactos en pro de la integración dentro de Castilla y León

León, 18 abr (EFE).- La Asamblea General de Caja España ha aprobado hoy las cuentas del pasado ejercicio económico de 2008, con unos beneficios netos de 44,3 millones de euros, un 70 por ciento menos que en el año anterior.

Pese a este dato, el presidente de Caja España, Santos Llamas, ha precisado que 2008 fue un ejercicio económico en el que Caja España reforzó su liquidez y mejoró sus índices de solvencia, destinado recursos por valor de 214 millones de euros a coberturas para insolvencias y en dotaciones.

En rueda de prensa, ha atribuido a esta decisión estratégica la caída en los beneficios netos de la entidad, que sin embargo presenta unos índices de liquidez y solvencia por encima de los de la media del sector financiero español, según la entidad.

Sobre los datos del primer trimestre de este año, el director general de Caja España, José Ignacio Lagartos, ha avanzado que los beneficios brutos obtenidos han superado "ligeramente" las previsiones iniciales de la caja, con algo más de 17 millones de euros de ganancias antes de impuestos.

La Asamblea General de Caja España también ha aprobado el presupuesto de su Obra Social para 2009, con una dotación económica global de 23,9 millones de euros, casi 10 menos que el año anterior, lo que supone un recorte acorde, según Llamas, a la evolución económica de la entidad.

Por último, el presidente ha subrayado que entre los planes futuros de Caja España no figura su salida del accionariado de la división azucarera de Ebro, a pesar de su reciente compra por parte de la compañía británica British Sugar.

Al respecto, ha explicado su postura al aludir a los beneficios económicos que, de nuevo, esta línea de negocio aportó en 2008 para la entidad financiera leonesa y para otras cajas que también participan en Azucarera Ebro.