La recesión en España se aceleró al 2,9% hasta marzo, la mayor caída de su historia


Foto: Evolución del PIB en tasa interanual hasta marzo (Gráfico: Chiqui Esteban / lainformacion.com)

Foto: Evolución del PIB en tasa interanual hasta marzo (Gráfico: Chiqui Esteban / lainformacion.com)

Sigue la recesión. Y van nueve meses. El Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía española ha registrado un decrecimiento real del 2,9% en el primer trimestre de 2009 respecto al mismo periodo de 2008, según la estimación avance del PIB trimestral que publica el INE. “La contracción del nivel del PIB sigue siendo consecuencia de una contribución negativa de la demanda nacional, compensada en parte por la aportación positiva del sector exterior”, dice la autoridad estadística.

“Todo apunta a que el dato del segundo trimestre podría ser un descenso, en tasa trimestral, menos pronunciado (…) Pero esperamos que la tasa anual de caída para el conjunto del año supere ampliamente el 3,5%”, “, apunta José Luis Martínez, estratega en España de Citigroup. La caída de la economía respecto al trimestre anterior, de octubre a diciembre de 2008, se eleva al 1,8%, de manera que la proyección interanual del PIB dibuja una contracción superior al 7%, en línea con otras economías como la de Alemania o EEUU, que decrecieron a ese ritmo durante el comienzo de 2009. Se trata del tercer trimestre consecutivo (9 meses) de recesión en la economía.

“La estimación avance del PIB trimestral proporciona únicamente información orientativa y, por tanto, podría no coincidir con el dato que ofrece la Contabilidad Nacional Trimestral de España unos días más tarde”, advierte el INE. En este sentido, el instituto publicará el próximo los datos definitivos en su informe de contabilidad nacional.

La tercera recesión desde 1980 y un nexo común: el precio del petróleo

La economía española avanza tras estos datos sobre su tercera recesión en 30 años. El PIB se contrajo también a principios de los años 80 tras los efectos de la crisis energética de 1977 y el inicio de la guerra entre Irán e Irak. También volvió a ocurrir lo mismo a principios de los años 90, con la Guerra del Golfo y una nueva escalada de precios del petróleo y otros materias energéticas. En 2008, el barril de petróleo se disparó por encima de los 140 dólares, que supuso un nuevo récord histórico.

España es una economía dependiente del crudo para satisfacer sus necesidades energéticas, ya que no cuenta con producción propia y debe importar del exterior todo el petróleo que consume. Por este motivo, el déficit comercial español (saldo entre exportaciones e importaciones) se disparó hasta el 10% del PIB el año pasado (más de 100.000 millones de euros). Ahora, con el periodo de recesión ese déficit se está reduciendo aceleradamente como consecuencia de la caída del consumo.