Las filiales de Reino Unido adoptarán la marca del Banco Santander en 2010

LONDRES, 26 (EUROPA PRESS/Alicia Crespo)

Las filiales de Santander en Reino Unido -Abbey, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley- adoptarán la marca del banco español en 2010, lo que lleva aparejada una inversión de 12 millones de libras esterlinas (13,7 millones de euros), según anunció este miércoles el máximo responsable de los negocios de Santander en Reino Unido, Antonio Horta Osorio.

"Estamos preparados para el cambio de marca, ya que más del 80% de los consumidores conoce al Santander", dijo el ejecutivo, tras subrayar que sólo en el segundo semestre de 2008 los flujos de entrada de depósitos en este mercado se elevaron a 4.000 millones de libras esterlinas (4.590 millones de euros), frente a la pérdida de 8.000 millones de libras (9.180 millones de euros) registrada por los competidores.

El consejero delegado de los negocios de Santander en Reino Unido resaltó que la integración de marcas representa un paso lógico tras el éxito cosechado en los últimos años por Abbey, cuyos objetivos tras la adquisición en 2004 "han quedado superados".

El primer cambio de marca se producirá al comienzo del segundo semestre de 2009, cuando las tarjetas de crédito comiencen a migrar a la marca Santander. Más adelante, el negocio corporativo y comercial de Abbey y Alliance & Leicester también pasará a denominarse Santander y los 20 centros regionales de banca operarán bajo la nueva entidad.

La integración de marca permitirá a los 25 millones de clientes de las filiales del Santander en Reino Unido operar en 1.300 oficinas a finales del próximo ejercicio, sin que el banco tenga previsto disminuir su capacidad instalada, y tampoco acarreará una disminución de plantilla, más allá de la reducción de 1.900 empleos que implica la integración de los negocios en el país.

"No cerraremos ninguna oficina, tenemos un compromiso", sostuvo Horta Osorio, para quien "el mercado financiero de Reino Unido necesita al Santander" en el actual contexto de turbulencias financieras que ha supuesto la nacionalización de diversas entidades británicas por sus problemas de solvencia.

En el mismo sentido, el director de Comunicación del Santander, Juan Manuel Cendoya, sostuvo que las fortalezas del Santander cobran más importancia en Reino Unido después de que la capital financiera mundial asistiera a la debacle de antiguos colosos financieros, y consideró que el escepticismo inicial que supuso la adquisición de entidades británicas por parte del primer banco español ya ha quedado olvidado.

EL TERCER BANCO DE REINO UNIDO POR DEPÓSITOS

Horta Osorio insistió en que la fortaleza financiera y el modelo económico basado en la banca comercial han permitido al Santander sortear la crisis con más facilidad que a otras entidades y convertirse en el tercer banco en Reino Unido por volumen de depósitos, tras Lloyds y Royal Bank of Scotland.

Según apuntó Cendoya, en Reino Unido ha sido muy importante la diversificación "para no ahogarse en aguas turbulentas", y el Santander gozará a partir de ahora con un activo más gracias a la unificación de marca.

Por otro lado, destacó la importancia de las actividades de patrocinio, ya que permiten avanzar rápidamente en términos de comunicación y representan una oportunidad única para aumentar el valor de marca.

"Permite llegar a segmentos de población más allá de los habituales", agregó, tras recordar que cuentan con un acuerdo con McLaren.