LM critica el encarecimiento en el cobro de comisiones financieras por parte de muchas entidades

TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La Unión de Consumidores (UCE) de Castilla-La Mancha ha mostrado su oposición ante el encarecimiento de comisiones que las entidades están cobrando a los usuarios por la utilización de sus servicios bancarios, como son el mantenimiento de cuentas, transferencias o administración de tarjetas.

A este respecto, UCE recuerda, a través de un comunicado, que durante los años de crecimientos económico y competencia entre entidades financieras se publicitaron diversas iniciativas como la reducción de comisiones, que eximían al cliente del pago de determinadas tarifas básicas vinculadas a las cuentas.

Sin embargo, "las transformaciones del ciclo económico están determinando nuevas estrategias para que los bancos y cajas de ahorro no pierdan sus márgenes de beneficio, lo que se traduce en un aumento en el cobro de las comisiones".

Entre las comisiones más habituales que se suelen cobrar destacan las de servicios. El coste medio por mantener una cuenta corriente es de 20 euros anuales, pudiéndose incrementar hasta los 45 euros, dependiendo de la entidad financiera con la que se suele trabajar. Otra de las comisiones que mayores ingresos generan a los bancos son las de uso de tarjeta, que en los últimos meses han sufrido revisiones.

La posesión de una tarjeta de crédito, para pagar compras puede ocasionar un desembolso medio anual de 25,66 euros, mientras que la utilización de una tarjeta de débito, que permite obtener dinero en metálico, se sitúa en 13,66 euros. Por ello, UCE recomienda tener precauciones en el uso del cajero automático, ya que el cobro de comisiones es muy variable en función de donde se retire el dinero.

En el caso de la tarjeta de débito, no se cobra comisión al sacar en un cajero de la propia entidad, aunque si se hace en uno diferente pero de la misma red (Servired, Euro 6.000 ó 4B) se cobrará una cantidad mínima de 0,61 euros, si es de otra red 2,59, y si se saca dinero en el extranjero 2,76 euros.

LA INACTIVIDAD GENERA COMISIONES

Los bancos y cajas de ahorro no sólo cobran por ingresar y retirar dinero sino que la propia inactividad también genera comisiones, es decir, una cuenta que no haya sufrido movimientos puede implicar cobros semestrales en concepto de comisión. Los descubiertos en cuentas y libretas de ahorro son considerados operaciones de créditos a todos los efectos.

UCE advierte también que tener la cuenta en números rojos sale más caro que hace una año, ya las entidades cobran una media de 11 euros por los descubiertos. Los bancos y cajas deben remitir al Banco de España las tarifas que utilizan para cobrar comisiones y repercutir gastos a sus clientes. Las comisiones son libres, pero se exige que los folletos de las entidades estén redactados con claridad, evitando cualquier confusión o error en el usuario.

Los importes remitidos al Banco de España son máximos, no se puede cargar cantidades superiores ni repercutir gastos no previstos en los folletos. En este sentido, UCE recuerda a los usuarios bancarios que las comisiones cobradas por las entidades financieras deben responder a un servicio efectivo y legal.

"No se pueden repercutir en el cliente los gastos generados por la insuficiente diligencia de la entidad, y siempre se deberá informar claramente de los precios estipulados por los servicios financieros, para evitar errores y confusiones", advierte, ya que el consumidor tiene derecho a reclamar si está en desacuerdo con las comisiones cobradas.