López (CC.OO.) dice que el problema de Caja Madrid no es la continuidad de Blesa sino la restauración del consenso

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CC.OO. Madrid, Javier López, señaló hoy que para los sindicatos el problema de Caja Madrid "no es Miguel Blesa o quién preside la entidad", sino que lo necesario es "restablecer el consenso necesario en su seno para garantizar la estabilidad de la entidad".

Así, insistió en que para su sindicato "el problema no es cuántos del Consejo de Administración se quedan y cuántos se van, de qué partido son o de qué institución". "El problema no es si al final Miguel Blesa preside o no Caja Madrid, sino que la entidad cuente con el consenso, con la cooperación de partidos políticos, entidades sociales, entidades ciudadanas, los propios trabajadores de la Caja y los Ayuntamientos representados en la Asamblea General", agregó.

En referencia a la noticia de que Génova pretende conseguir que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acepte la continuidad del actual presidente de la Caja, López indicó que "el PP tiene un problema en su seno que tiene que resolver en cuanto a cómo se posiciona cada uno de sus sectores en torno la situación que vive la entidad financiera". "Es perfectamente posible reestablecer el consenso en Caja Madrid para que no siga siendo el campo de enfrentamiento y de discordia interno del PP que está desestabilizando su funcionamiento", añadió.

En este sentido, recordó que las cajas son entidades financieras en las que las comunidades autónomas tienen competencias, pero que "no están sometidas a la autoridad de las mismas". Así, dijo que existe una Ley de Cajas a nivel estatal que regula su funcionamiento y que, aunque puede ser adaptada, "no puede cambiarse" por los gobiernos regionales.

Por ello, el secretario general de CC.OO. Madrid hizo un llamamiento para que, "antes de que la crisis termine llevándose por delante algunas entidades financieras", no sean quienes tienen participación en los órganos de Gobierno de Caja Madrid los que "hagan imposible" su gobernabilidad. "Es lo que vamos a asegurar los sindicatos", recalcó.

Por último, señaló que UGT y CC.OO. han forzado niveles de acuerdo para poder garantizar el funcionamiento de Caja Madrid "pese a los intereses partidarios". "Lo último que hemos hecho es garantizar el funcionamiento de la Comisión de Control y asegurar que puede hacer su papel de revisar las cuentas y presentárselas a la Asamblea anual de la Caja para que las apruebe", explicó.