Montoro afirma que la liquidación de la entidad sería "el máximo exponente del completo fracaso de todos"

Apunta que la situación deriva de la "falta de previsión del Gobierno regional a la hora de ejercer la función de control"

TOLEDO, 4 (EUROPA PRESS)

El ex ministro y coordinador nacional de Economía del PP, Cristóbal Montoro, defendió hoy que su formación descarta que la solución para Caja Castilla-La Mancha pase por su liquidación, "que sería el máximo exponente del fracaso completo de todos", y aboga por la búsqueda de una salida para este "método de improvisación".

A preguntas de los medios, durante la rueda de prensa que ofreció acompañado del presidente provincial del PP, Arturo García-Tizón, y del secretario regional del PP, Vicente Tirado, Montoro, que apostó por la continuidad de la entidad de ahorro regional, señaló que CCM "ha sido intervenida en el cúlmen de la improvisación, y en la alevosía de un domingo por la tarde".

"Aunque yo no soy del partido de Castilla-La Mancha, sería un fracaso de todos si tuviéramos que liquidar la caja, porque si esta es la solución a la primera crisis bancaria de España, arreglados vamos", dijo el responsable de Economía del PP, que agregó que de lo ocurrido en CCM "hay que salir fortalecidos, para que la región tenga un sistema bancario, que operando a través de la competencial le garantice que va a tener recursos".

A juicio de Montoro lo ocurrido en CCM "es la expresión de cómo el fracaso de la política de activos de la caja ha llevado a que la principal empresa de la región esté en una posición tan precaria, resultado también que es consecuencia de la falta de previsión del Gobierno regional a la hora de ejercer la función de control sobre las inversiones de la principal entidad financiera de la región", apuntó.

Recordó que el PP votó a favor del Real Decreto Ley que promovía un método de financiación "que no nos gusta, porque es resultante de una auténtica ingeniería financiera, porque el aval del Banco de España no es suficiente y se ha visto en la obligación de movilizar el Fondo de Garantía de Depósitos".

El problema, a modo de ver del máximo responsable de Economía del PP, "es que el Gobierno no tiene una hoja de ruta para afrontar las crisis bancarias en España, ni procedimiento, ni método".

FÓRMULA PARA SANEAR

Por ello, insistió en que la intervención es una situación provisional, y en que la solución pasa por establecer una fórmula para sanear parte de su balance, clarificar sus contenidos, ver su operatividad, y qué tipo de alianzas hay que establecer con otras entidades financieras.

Aseguró por tanto que el Gobierno debe plantar un mapa de soluciones con la participación de las CCAA y arbitrado por el Banco de España, y después ver que las relaciones de CCM con otras entidades financieras pueden ser alianzas, absorciones, o continuar con una parte de la actividad de la caja.

"El PP trabajará en ello siempre desde la transparencia y favoreciendo el control democrático, puesto que hay que movilizar recursos públicos, como se ha demostrado con el caso de CCM, y por ello, no se puede ir a salto de mata a la hora de favorecer el presente y el futuro de una institución de estas características", dijo.